Inicio » Animé »

Cowboy Bebop, los cazarrecompensas sí tienen onda

Los casos son tan diversos como sus protagonistas, contrabandistas, cuatreros, Hackers, cultos siniestros y por supuesto, la Mafia Interplanetaria.

Guía de: Animé

Con Cowboy Bebop, sin dudas nos encontramos frente a una serie espectacular. La historia es bastante sencilla: Unos cazarrecompensas deambulan por el sistema solar resolviendo casos que la policía no puede solucionar, ganando millones en el proceso y… gastando millones en reparaciones de los daños que sus aventuras provocan.

La historia transcurre algo avanzada en el tiempo, es el año 2071 y la humanidad  ya ha colonizado y terraformado (proceso a través del cual los distintos planetas son transformados para poder albergar vida) varios planetas, la Luna fue destruida durante un experimento fallido y actualmente sus pedazos caen diariamente sobre la Tierra en donde sólo viven los más pobres, el viaje interplanetario es algo cotidiano y la Policía – para poder resolver algunos crímenes y poder lidiar con la mafia interplanetaria- solicita la ayuda de cazarrecompensas.

Cowboy Bebop

Foto: Bandai

Jet Black y Spike Spiegel son dos de estos cazarrecompensas que surcan el sistema solar para detener a sus presas (vivos o muertos) y poder así subsistir en el mundo del futuro. Ambos tienen un pasado, ambos tienen un amor oculto. Spike es un experto en Jeet Kun Do, a pesar de su apariencia desgarbada, estuvo ligado con la Mafia, más precisamente con el Sindicato Criminal del Dragón Rojo y es perseguido por su ex compañero de crímenes, un mafioso con ansias de poder llamado Vicious, con quien además compartió a la enigmática Julia.

Por su parte, Jet es un ex Policía que se retiró del cuerpo debido a la corrupción imperante en el brazo de la ley, posee un brazo robótico debido a que perdió el suyo durante una pelea con un delincuente. Sabe del pasado de Spike, pero como buen amigo, no hace mención de ello ni mucho menos avisa a sus contactos en la Policía”.

Los casos son tan diversos como sus protagonistas, contrabandistas, cuatreros, Hackers, cultos siniestros y por supuesto, la Mafia Interplanetaria. Al mismo tiempo, el grupo crece agregando a Faye Valentine, una mujer con un grave complejo de ludopatía, lo que hace que deba escapar de distintas mafias a quienes debe dinero y el (o la, algo totalmente indeterminado durante toda la serie) hacker Edward Wong Hau Pepelu Tivrusky IV, también conocido como Francoise o simplemente Ed. Completa el grupo el perro “Ein”, un can alterado genéticamente y tan inteligente como cualquier humano.

Hay capítulos que son extremadamente densos y algunos extremadamente graciosos, de estos últimos, hay que destacar el número 9, titulado “Jamming with Edward”, en donde Ed, el hacker, se une a la banda; o el número 17, “Mushroom Samba” en donde Ed da de comer a sus compañeros hongos alucinógenos sin saber de qué se trata.

La ambientación de la serie está perfectamente amenizada con un soundtrack de lujo a cargo de la siempre sorprendente Yoko Kanno, esta vez acompañada de la banda Seatbelts con quienes incursiona en un estilo de blues y jazz puro totalmente acorde a una atmósfera a veces depresiva, a veces alegre y ruidosa. Los amantes del género musical reconocerán fácilmente el opening “Tank!” y la jazzística “Rush”, ideal para cuando uno escapa de la policía en su nave espacial monoplaza.

Cowboy Bebop

Foto: Bandai

Un detalle interesante para tener en consideración con la serie es que todos sus capítulos tienen nombres con referencia a algún estilo del Jazz y/o Blues.

Un dato que tal vez pueda horrorizar a algunos es el hecho que muchos de los personajes de la serie son travestis, aunque el tema principal no es ése, es algo que se ve en todos los capítulos de la serie y en una sociedad como la nuestra puede ser bastante chocante, más tomando en cuenta que Chile es un país en donde los dibujos animados son considerados para niños, tal como ocurrió a fines de los 80s con la serie del Agente Cobra y en los 90s con la venta de un VHS con la película Urotuskidoji a una madre que buscaba un animé de regalo para su hijo.

Una serie muy entretenida de ver, disponible en internet a través de distintos fansubs con subtítulos en español (, también posee un doblaje en inglés y sus respectivos DVDs Zona 1con la serie completa (sin subtítulos en español, las que andan dando vuelta en Chile son DVDs “Hackeados”, se les insertó el subtitulaje a la mala y está muy mal traducida) y una película que está dentro de la continuidad de la serie y puede ser vista en cualquier momento desde el capítulo 9 hasta el 23 (aunque “legalmente” la película ocurre entre los capítulos 22 y 23 de la serie de televisión), disponible en un formato más “legal”.

Más sobre Animé

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X