Inicio » Animé »

¿Cuál fue la primera serie de animé de la historia?

Con el animé convertido en una industria, se hace necesario recordar la serie que plantó los cimientos del género en la televisión: Astro Boy, de Osamu Tezuka.

Guía de: Animé

La industria del animé se ha convertido sin duda alguna en toda una montaña rusa. Desde sus inicios, ya podemos estimar que se ha superado la barrera de las 10.000 producciones de este tipo (entre películas, series, OVAs y otros proyectos) y sólo este año ya tenemos más de 100. Pero, como en todo, siempre hay una primera vez. ¿Cuál fue entonces la primera serie de animé hecha para televisión de la historia? La respuesta es una sola: Tetsuwan Atom, más conocida en el mundo entero como Astro Boy.

Si bien no es el primer proyecto animado para televisión creado y emitido en Japón (ese honor le corresponde al microprograma Otogi Manga Calendar, según el libro Animé: A History de Jonathan Clements), la adaptación del manga más famoso de Osamu Tezuka sí fue la primera serie de animé con episodios de media hora en emitirse en el país del sol naciente. Estrenada el 1 de enero de 1963, la serie original fue producida y animada por Mushi Productions (de propiedad del mismo Tezuka), teniendo una duración de 193 episodios.

El argumento nos presenta a Atom (Astro en la versión occidental), el cual es un robot inventado por el Dr. Tenma para reemplazar a su hijo recientemente fallecido en un accidente. Sin embargo, al no ser lo que esperaba, el Dr. Tenma rápidamente lo abandona vendiéndolo a un circo de robots ambulantes. Pronto, Atom conoce al Dr. Ochanomizu quien lo libera, lo adopta, le crea una familia de robots y le da un nuevo significado a su existencia como un aliado contra distintas amenazas a la paz del mundo.

Tetsuwan Atom no sólo definió la idea de que era viable realizar animación para televisión (y no exclusivamente para su exhibición en cines, como hasta ese momento había ocurrido), sino que también creó distintas técnicas de producción que fueron usadas en la industria incluso hasta la llegada de la tecnología digital. Además, la serie fue uno de los primeros proyectos con capital compartido entre el estudio de animación y un productor externo (en este caso la cadena estadounidense NBC), sentando las bases del modelo común de financiamiento del animé para televisión de hoy en día, el Comité de Producción.

Hasta el día de hoy, Astro Boy sigue siendo recordado como un ícono a nivel mundial de la industria de la animación. Para nadie es un misterio que el manga le debe todo lo que es a Osamu Tezuka, sin embargo, nunca está demás recordar que el animé tampoco sería lo que es hoy sin Tezuka, y especialmente, sin su creación más popular.

Más sobre Animé

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X