Angustiante procesión generó alarma entre fieles argentino: Obispo debió intervenir

Una imagen de la Virgen María y El Niño estalló cayó al suelo y se rompió ante la consternación de los promesantes. Vea las imágenes.

Guía de: Argentina

Captura desde 2022-09-26 21-52-47

Una imagen de la Virgen María cayó estrepitosamente al suelo durante una procesión, llenando de congoja y dolor a la feligresía. El objeto de culto se diseminó en decenas de pedazos por el suelo, quedando de manera irrecuperable. El obispo asegura que el accidente no representa una mala señal.

Patrona de San Justo

La imagen de culto es Patrona de la ciudad de San Justo, en la provincia argentina de Santa Fe. De acuerdo al programa elaborado para ese día, y que se repite cada año, la ceremonia de reafirmación de la Fe consistía en una misa pidiendo por la protección de la Virgen para la población de San Justo, y luego salir en procesión dando una vuelta completa a la céntrica Plaza San Martín, regresando a su lugar en la iglesia.

Sin embargo, este año, apenas superados los escalones de la puerta de la iglesia, la imagen cayó estrepitosamente al suelo, haciéndose añicos ante el estupor de la congregación religiosa. Superando la consternación inicial, tanto el obispo de Santa Fe, Sergio Fenoy como el sacerdote a cargo de la iglesia, Padre Antonio Ferigutti, pidieron a los promesantes que cumplieran con el rito de rodear la plaza.

Suposiciones y creencias

De inmediato se extendió por la ciudad y alrededores la infausta noticia, agregando en algunos casos consideraciones sobre que se trataría de una “señal divina” negativa para la población. Las habladurías crecieron de tono, obligando al obispo a tranquilizar a los ya preocupados feligreses: “¿Señal divina? ¿Descuido? ¿Mala suerte? ¿Otro tornado como en 1973? Nada de eso, solo una fatalidad”.

La mención al tornado de 1973 no es casual. Aún habita en la memoria de los habitantes de San Justo, el doloroso recuerdo del tornado con vientos de más de 450 km/h (categoría F5), que dejó un trágico saldo de 63 muertes, más de 200 heridos y millones de pesos en pérdidas materiales. Cabe mencionar que ese año se realizó la procesión anual sin novedades.

La imagen que se destruyó tiene una antigüedad de aproximadamente 20 años -según el obispo Fenoy- y es de material cerámico. No es la imagen principal de la iglesia. Esta tiene 117 años y un tocado de cabello natural. Fue donada por Mercedes Zavalla de Iriondo, familia fundadora y devota de esta virgen, según confirmó la historiadora local y exdirectora de la escuela Fiscal N.º 431, Lidia Sosa de Lastre, conocida popularmente como “Chichí”.

vir

Secuencia del accidente.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios