“Vacunatorio VIP”: La llamativa lista de beneficiados que escandaliza a Argentina

El Gobierno argentino intenta minimizar el escándalo del "Vacunatorio VIP" para funcionarios y amigos del poder.

Guía de: Argentina

Selección_170

Foto: Infobae. Durante el allanamiento judicial al ministerio de Salud.

El Gobierno argentino, a través de su Ministerio de Salud, ha quedado expuesto a la reprobación pública por montar un sistema de aplicación de vacunas exclusivo para políticos del partido gobernante y su personal de servicio, sindicalistas, familiares, amigos y partidarios. En el día de ayer, la nueva ministra de Salud, Carla Vizzotti, se vio obligada a publicar un listado de quienes recibieron vacunas mediante el “vacunatorio VIP” pero se estima que la lista es aún mucho más amplia.

La lista indiscreta

“Por pedido expreso de la Ministra de Salud de la Nación, Dra. Carla Vizzotti se requirió al Hospital Posadas y a las áreas involucradas de la cartera sanitaria nacional, el listado de personas vacunadas a requerimiento del Ministerio de Salud. Asimismo, se instruyó la auditoría del registro nominal”, así está encabezado el listado de personas vacunadas donde revistan, entre otros, expresidentes peronistas como Eduardo Duhalde, su señora, hijas y la secretaria privada. Amigos de la familia Kirchner como Jorge Devoto y el exministro de Salud, Ginés González García y su sobrino.

Lo llamativo es que el listado lo encabeza el Presidente, Alberto Fernández, sin embargo la vicepresidente, Cristina Fernández, que efectivamente se mostró recibiendo la vacuna no está. Otro aspecto que llama la atención es la cantidad de jóvenes entre 25 y 40 años de edad que recibieron la vacuna bajo el rótulo “personal estratégico”. Puede apreciarse en el trabajo de composición de La Nación, la mayoría de personas jóvenes que recibieron la vacuna: Escándalo y crisis”.

Selección_171

Hospital Posadas. Foto: sitiosargentina.

En tal sentido, Mirta Jaime, secretaria general de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, reveló a Infobae que “un día llegaron al hospital (Posadas) combis (micros) repletas “de grupos de gente joven”, que habían sido enviados por la cartera sanitaria comandada por Ginés González García para ser vacunados a pesar de no tener prioridad”. La dirigente sindical señaló, también, que “muchos (personal de Salud) fueron llevados al ministerio para aplicar dosis en una oficina y otros fueron a las viviendas particulares de amigos de Ginés (exministro).

En la noche de ayer fue allanado por la Justicia el edificio del ministerio de Salud, donde funcionaba el “vacunatorio VIP” en tándem con el Hospital Posadas, donde también se realizaría otro allanamiento en busca de indicios.

Habría más involucrados

Debe señalarse que el listado de casi 70 personas publicado por el ministerio de Salud corresponde a un solo hospital -con extensión en el ministerio- restando los hospitales provinciales. Los datos oficiales en cuanto a cantidad de dosis de vacunas recibidas y las que se habrían aplicado, tiene una diferencia de 3.100 dosis, justamente es la cifra que reservó el ministerio de Salud para uso discrecional apenas llegaron las vacunas al país. Por lo que el escándalo tendería a crecer en lugar de quedar circunscrito a los 70 nombres del listado.

Se presume que habría periodistas y artistas privilegiados por el gobierno. Aún no se conocen sus nombres, pero los trascendidos circulan por redes sociales. La virulenta reacción de varios de ellos y las respuestas dubitativas podrían indicar que también integraron la pequeña red de corrupción sanitaria.

Desde México

La intensidad de la crisis por el “vacunatorio VIP” afecta la visita del Presidente argentino a México. Visiblemente molesto, Alberto Fernández expresó en conferencia de prensa que: “Quisiera que la Argentina funciones de otro modo. Claramente, cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro. He leído que han hecho una denuncia. El hecho es lo suficientemente grave para que un ministro de la talla de Ginés haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Le pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben”, afirmó.

Luego agregó: “No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga ‘será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila’. No existe ese delito y non se pueden construir delitos graciosamente. Ya lo hemos vivido”. Debe señalarse que el presidente es profesor de Derecho y no debería desconocer que el tráfico de influencias, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes del funcionario público está penado por la ley.  Minutos antes, el presidente de México, López Obrador, había dicho que en su gobierno no habría preferencias al momento de vacunar a la población.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios