Argentina en crisis: Según datos oficiales casi la mitad de la población es pobre o indigente

Las cifras fueron entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Guía de: Argentina

Selección_019

Captura de pantalla.

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicados el último día de septiembre 2020 son elocuentes: el 40,9% de su población en situación de pobreza. Los datos son de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), pero debido a la pandemia de Covid-19, la encuesta fue realizada por teléfono, por lo que el propio instituto reconoce que pudo sesgar los resultados dado que varios hogares pobres no cuentan con ninguno.

Datos no oficiales provenientes de consultoras reconocidas sitúan ese índice en 45%.

Selección_018

Fuente: INDEC. Incidencia de la pobreza y la indigencia en 31 aglomerados urbanos. Primer semestre de 2020

La encuesta de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicada en mayo 2020, indicaba que el 57,6% de las familias había sufrido una caída pronunciada en sus ingresos derivada de la extendida cuarentena. El presidente Alberto Fernández había expresado en dicha oportunidad, respondiendo a las críticas: “Prefiero tener 10% más de pobres y no 100.000 muertos en la Argentina por coronavirus. Los que plantean el dilema entre la economía y la salud, están diciendo algo falso”.

Los datos sanitarios indican que las medidas sanitarias fracasaron, y las económicas también. Argentina es el octavo país en cantidad de afectados, superando a México. Se contabilizaron oficialmente al 29 de septiembre 736.609 infectados con 16.519 fallecimientos, pero esas cifras son cuestionadas por la ocultación sistemática de datos.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en conocimiento de estos datos de pobreza señaló que gracias a que se asistió a 9 millones de personas a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y con asistencia alimentaria directa a 11 millones de personas más, “esto no fue peor”. Debe agregarse a esta asistencia los 1,3 millones de aportes mensuales “Asistencia al Trabajo y Producción (ATP)”, destinados a suplir el sueldo de empleados de pequeñas empresas.

Los cuantiosos fondos para tal fin se extraen de la actividad privada a través de aumentos de impuestos para los que aún están en actividad. El economista Roberto Cachanovsky señaló al respecto: “El Estado no ayudó a nadie. El que puso el dinero fue el contribuyente”.

Horas después, el presidente Alberto Fernández, también se refirió al desmesurado aumento de la pobreza. Fue en oportunidad de la Conferencia Virtual de la Pastoral Social de Buenos Aires. El video extracta el momento de su referencia.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios