Argentina: Preocupación porque utilizarían vacuna anti Covid-19 aún en etapa experimental

El Gobierno anunció que adquirirá 25 millones de dosis.

Guía de: Argentina

23350183_xl

Vacuna Sputnik. Foto HispanTV.

El gobierno argentino anunció que adquirirá 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V, de las cuales 10 millones llegarían en diciembre 2020 y 15 millones durante enero. Hace una semana se conoció la novedad que la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, había viajado de forma secreta a Rusia para informarse sobre la vacuna aún en experimentación, que fuera patentada a mediados de agosto pasado en Rusia.

Presidente Alberto Fernández: “Yo me la daría”

“Obviamente que si estuviera la vacuna rusa en diciembre acá, por supuesto que me la daría”, afirmó el presidente, al anunciar la adquisición de 25 millones de dosis de la vacuna experimental Sputnik V. Similar afirmación formuló casi al mismo tiempo Nicolás Maduro, en Venezuela.

En la reconocida revista médica The Lancet, se publicó un trabajo donde el 100% de los adultos sanos participantes en los ensayos clínicos de Fase I y II de Sputnik V demostraron una fuerte respuesta inmune frente al SARS-CoV-2. El trabajo se completa con la afirmación de que se llevarán a cabo más investigaciones para validar esos resultados, mientras que la Fase III se está llevando a cabo en Rusia, y en otros países.

Marta Cohen: “Para la ciencia no existe”

La patóloga argentina nacionalizada británica, Marta Cohen, distinguida recientemente como Oficial de la Orden del Imperio Británico, sostuvo que no existe información científica sobre la vacuna rusa que avale haber superado la etapa III. “De la vacuna rusa o china yo no encontré nada” en publicaciones científicas, y “si no está publicado para la ciencia no existe”.

En relación a la vacunación masiva con Sputnik V, dispuesta en Venezuela, afirmó: “Le van a administrar a la población la Fase III masivamente”, cuando en realidad, la Fase III debe hacerse antes de aprobar la vacuna, dictaminó. Preguntada sobre qué ocurriría al administrar una vacuna sin aval científico, respondió: “Puede no pasar nada, pero puede ser (también) que tenga un efecto adverso que sea peor que la enfermedad”.

Concluyó sosteniendo que lo expuesto previamente no implica que la vacuna rusa sea mala, solo es que no existe hasta el momento aval científico que la respalde. El método de desarrollo que estarían utilizando es correcto y probado, pero carece del aval científico necesario para asegurar que suministrarla a la población sería beneficioso y no acarrearía problemas a las personas vacunadas.

La vacuna Sputnik

Aseguran los desarrolladores de la vacuna rusa que garantizaría la inmunidad a la COVID-19 por un período de hasta dos años. Es desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI, por sus siglas en inglés). El nombre técnico es Gam-COVID-Vak, pero las autoridades rusas han decidido bautizarlo como Sputnik V.

El ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, sostuvo que la dosis de la vacuna se basa en una plataforma ya utilizada para otras seis vacunas creadas de forma artificial, todas sin elementos del coronavirus en su composición. Los primeros en recibir dosis fueron los médicos y docentes rusos, y luego una población indeterminada de voluntarios de los cuales no se conoce cantidad ni resultados.

La otra vacuna: EpiVacCorona

A principios de octubre 2020, el gobierno ruso anunció que patentó una segunda vacuna anti Covid-19. Entre noviembre o diciembre comenzarían los ensayos de Fase III. En este caso el desarrollador es el Centro Estatal de Investigación de Virología y Biotecnología Véktor y denomina a su desarrollo: EpiVacCorona.

A través de la agencia de noticias oficial TASS, expertos de Rospotrebnadzor, el organismo estatal ruso encargado de regular aspectos de seguridad para el consumidor, afirmaron que el desarrollo ha completado los ensayos clínicos en etapa inicial de la vacuna que contiene antígenos peptídicos sintéticos, es decir fragmentos del virus. Esta vacuna generaría una respuesta inmune y contribuiría al desarrollo de la inmunidad contra el virus, concluyeron.

Qué opinan los rusos

Una encuesta oficial señaló a principios de octubre 2020 que el 73% de los encuestados rusos se muestran renuentes a vacunarse. La encuesta se realizó entre el 16 y 23 de septiembre 2020 sobre unas 20 mil personas y sus resultados fueron presentados por el Ministerio de Salud de Rusia.Solo el 23% respondió que estaría dispuesto a vacunarse. Un 4% afirmó no necesitar la vacuna por haber superado los síntomas de Covid-19.s abrumadora la cantidad de personas que consideran que la vacunación ha de ser voluntaria, 93%. Solo el 7% cree que debe ser obligatoria.

Qué dicen los argentinos

Una encuesta realizada por el Centro de Opinión Pública (COPUB) de la Universidad de Belgrano asegura que el 38% estaría de acuerdo con vacunarse una vez que se complete la fase final de investigación (FaseIII). Otro 45% preferiría esperar un tiempo más antes de aplicársela. La encuesta también pregunta sobre la gestión gubernamental ante la pandemia; el 41% consideró como mala a la gestión, un 35% buena, 19% regular y un 5% no supo que contestar.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios