Argentina sigue con atención el Brexit por futuro de las Islas Malvinas

La incertidumbre isleña ante el Brexit, por como afectará la economía de las islas, es vista como una oportunidad de negociación por las autoridades argentinas.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2019-07-23 17-08-03

Foto Clarín.

La inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea generaría un serio impacto en la economía de las Islas Malvinas. En lo inmediato (31 de octubre) será la imposición de aranceles a las importaciones de la UE. Luego, a mediano y largo plazo, una paulatina pérdida de poder político como territorio de ultramar de un estado miembro, señalaba hace unas semanas el periódico isleño Penguin News.

Expectativa argentina

El canciller argentino Jorge Faurie, se ha mostrado cauteloso pero incisivo al expresar que luego del Brexit llegará el turno de la negociación con Argentina. Por su parte, y quizás en coincidencia con el canciller, el ex concejal isleño Mike Summers, afirmó que: “Hay una actitud de que todo lo que sea bueno para las islas es malo para Argentina. No es verdad. Habría muchos beneficios para Argentina y las empresas argentinas y la sociedad si pudieran tener un enfoque más maduro y cooperativo”.

Luego aportó precisión sobre esos beneficios: “Pero esta presión constante de Argentina de que todo debe estar enfocado en la disputa de soberanía, realmente significa que no estamos interesados en los mercados argentinos. Estamos interesados en los mercados de Chile, Brasil, Uruguay. Pero en Argentina no a causa de esa actitud”.

El diplomático de carrera y ex canciller argentino, Roberto García Moritán, aportó mayor precisión de las incidencia económica del Brexit: “La pronunciada expansión económica de las Islas Malvinas con un crecimiento del 48,6% en la última década sufrirá, tras el Brexit, el impacto de la perdida de una situación de privilegio comercial y tendrá que acostumbrarse competir conforme a las normas por las que se rige el comercio mundial. Los aranceles de la Organización Mundial de Comercio (OMC) oscilarán en el caso de la pesca entre un 6% y 18% y las carnes de aproximadamente el 42%. Esos números difícilmente le permitirán mantener por mucho tiempo la autonomía económica y financiera lograda desde el 2007. Es probable que estas nuevas circunstancias repercutan en la calidad de vida del archipiélago y en la confianza respecto a los compromisos con la metrópoli”.

2904830w740

Foto La Nación.

Inquietud isleña
Ante tal situación, la Asociación de Compañías de Pesca de las Islas Falkland (FIFCA), emitió un comunicado expresando que: “Es demasiado pronto para especular, y aún no sabemos qué cambios podrían producirse (en relación al Brexit). Sin embargo, la FIFCA se esforzará por trabajar en estrecha colaboración con el Gobierno de las Islas Falkland para hacer frente a los cambios que se hagan. Esperamos que FIG (Gobierno de las Islas Falkland) trabaje con nosotros para garantizar que se mitigue cualquier impacto negativo y se capitalice cualquier impacto positivo”.

Si bien Londres adelantó que los productos de Malvinas continuarán ingresando a puertos británicos sin aranceles o cuotas, lo cierto es que en 2018 el 94% de las exportaciones de pesca tuvieron como destino a la Unión Europea y solamente un 6% se consumió en Gran Bretaña. Algo diferente, aunque igual de preocupante, es la situación de la producción cárnica isleña, ya que en el mismo año se destinaron dos tercios de la producción al Reino Unido. Es decir que perderá el 30% de sus mercados. Ante tal situación las ventas y precios de productos cárnicos isleños se desplomaron en julio 2019.

La salida española

Luego del reciente nombramiento de Boris Johnson como primer ministro británico, político a favor de apresurar la ruptura con la Unión Europea, los isleños promueven acuerdos con algunos socios continentales. Una alternativa para la producción pesquera isleña sería la “salida española”, considerando que el 20% de la pesca que ingresa por el puerto de Vigo es de Malvinas y el 35% del calamar que se consume en la península ibérica proviene de licencias isleñas y la mayor parte del procesamiento, valor agregado, distribución y comercialización de los recursos pesqueros de Malvinas la realizan empresas y buques españoles.

En la actualidad (abril 2019 Fuente EFE), operan en aguas de Malvinas 43 buques de pesca españoles. De ellos, 24 tienen pabellón español y 19 de Malvinas, aunque la mayoría con tripulación española. Agregó el gobierno regional de Galicia que unos 1.700 marinos gallegos podrían ver afectada su fuente laboral si el Brexit se hace realidad, como todo pareciera indicar que ocurrirá.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X