Argentino quiere comprar emblema nazi del acorazado alemán Graf Spee: Esta es la razón

Pretende evitar que se transforme en culto de la ideología de Hitler.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2022-01-09 19-27-38

Fotografía: Pablo Pena.

El águila es de bronce, que mide 2 metros de alto por 2,80 de ancho y pesa 300 kilos, era la insignia nazi del acorazado alemán Admiral Graf Spee, hundido en la Batalla del Río de la Plata, a la vista de Montevideo, Uruguay. Un empresario argentino afirma que desea adquirirlo en la próxima subasta para “volarlo en mil pedazos”.

“No quedará nada”

“Una vez que la tenga en mi poder, de inmediato, la haré volar en mil pedazos. Cada trozo que resulte de la explosión será pulverizado”, dijo en una entrevista en el Correo de Punta del Este, el empresario Daniel Sielecky, destacando: “No quedará nada”.

Su intención es que el emblema no sea motivo de culto nazi para las nuevas generaciones. Se conoce que el gobierno alemán habría demostrado interés histórico en la pieza de bronce.

Al mismo tiempo, otros inversores planean participar de la subasta y preservar el símbolo a modo de recordatorio de las víctimas de la II Guerra Mundial. El próximo mes de febrero la Justicia uruguaya decidirá el momento de la subasta.

Captura de pantalla de 2022-01-09 20-40-20

El empresario y vicecomodoro del Yacht Club de Punta del Este, Daniel Sielecky. Foto Revista Galería.

Batalla naval

El Admiral Graf Spee enfrentó a tres cruceros ingleses el 13 de diciembre de 1939, en el Océano Atlántico al sur de Brasil. La batalla naval duró casi un día completo. Todas las naves sufrieron daños y averías de distinta consideración. El Admiral Graf Spee resultó exteriormente intacto pero seriamente afectado en su sistema de combustible.

El 14 de diciembre, casi en la noche, ingresó al puerto de Montevideo con la finalidad de atender a los heridos y reparar la nave. A pocos kilómetros le esperaban las naves inglesas para continuar el combate.

Las autoridades uruguayas no le concedieron autorización para permanecer por más tiempo que las 24 horas estipuladas en la Convención de Ginebra. Con la nave dañada, el capitán Hans Langsdorff ordenó zarpar.

Previamente, se colocaron explosivos en el casco de la nave. A la salida de Montevideo ordenó evacuar la nave. Minutos después la nave estallaba y se hundía en las aguas del Río de la Plata. El capitán se suicidó al día siguiente.

Captura de pantalla de 2022-01-09 19-31-42

Momento de la voladura y hundimiento del acorazado Admiral Graf Spee.

Rescate, litigio y subasta

En el año 2004, los hermanos Felipe y Alfredo Etchegaray, junto al buzo Héctor Bado, firmaron un contrato de rescate con el Estado uruguayo. Ese año lograron extraer el telémetro del navío y dos años más tarde el águila que adornaba la proa. De acuerdo al contrato le correspondía a los hermanos el 50% del valor de lo rescatado. El Estado no pagó lo acordado y los hermanos litigaron. En tanto, el telémetro fue exhibido al público en las instalaciones del puerto de Montevideo.

Se consideró que la exhibición del águila podría entenderse como una  exaltación del nazismo y se procedió a ocultarla bajo custodia. Se llegó al extremo de envolver la esvástica durante el rescate “para que no fuera vista por el público”. En junio de 2019, la Justicia resolvió “disponer y realizar la enajenación onerosa y la distribución del producido de la venta del telémetro y el águila rescatados” en un 50 % para el Estado y 50 % para los hermanos y el buzo Héctor Bado.

Captura de pantalla de 2022-01-09 19-32-05

Momento en que se extrae del mar el águila emblema del Admiral Graf Spee.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios