Avisos fúnebres generan insólito cruce de recuerdos entre una esposa y la amante

Una curiosa y tensa circunstancia se vivió durante las exequias de un personaje público en Buenos Aires.

Guía de: Argentina

Selección_189

En la despedida póstuma del hombre que mantuvo una intensa vida pública como referente del Club Huracán de Fútbol, se produjo un inesperado cruce entre la esposa legítima y su presunta “amiga íntima”.

“Mi osito querido”

El expresidente del Club Huracán, de Parque de los Patricios, dejó a los 76 años de edad una familia que cuenta con cuatro hijos y seis nietos. Las restricciones actuales debido a la pandemia impidieron la realización de velatorio y exequias tradicionales, por lo que sus familiares, amigos y allegados eligieron los avisos fúnebres para expresar sus condolencias.

Fue entonces que una persona que se identificó como Raquel le dedico un sentido homenaje que contenía palabras cariñosas como “mi osito querido“, haciendo alusión a “los 30 años de amor, (donde) los últimos 15 fueron de dicha”, finalizando con un inesperado y enigmático: “Gracias por tantos sueños que me cumpliste“.

Frases que quizás calaron hondo en el corazón de Marta, que en su homenaje acentuó su carácter de esposa, alegando un contundente “fuiste el mejor esposo, padre y abuelo. Siempre generoso e incondicional”.

Selección_186

Composición gráfica: Infobae.

Mejor no hablar de ciertas cosas

Un amigo del expresidente expresó a La Nación que “yo entiendo que el primer aviso es una guachada (maldad). Si bien creo que existió una relación hace algún tiempo. No creo que haya subsistido como dice en el aviso. Habrá sido una relación esporádica después de todo. Con Marta, que es la mujer, está unido hace 30 años. Que yo sepa, ni dormía fuera de la casa, ni estaba de jolgorio”.  “Esta mujer no fue hoy al velorio. Estaba Marta, los hijos de Marta, las hijas de Alberto y sus maridos. Fue una ceremonia en paz“, culminó.

No me dejen afuera

Por su parte, Raquel, consultada por el mismo medio, disparó: “Marta sabe muy bien nuestra historia de amor. Se ha hecho eco durante años molestándome. Sabe perfectamente. Yo creo que no es necesario de mi parte aclarar nada”. Luego se despidió puntualizando: “Esa mujer, porque no es una señora, sabe toda nuestra historia“.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios