Carlos Menem y Cecilia Bolocco: Una relación marcada por la farándula y su ocaso político

Una relación despareja en todo sentido. Nunca se sabrá realmente que motivó a uno y otro a ser pareja.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2021-02-14 13-49-49

Captura de pantalla.

Carlos Menem, en ese entonces presidente de Argentina, conoció a la presentadora estrella de la televisión chilena y Miss Universo 1987 Cecilia Bolocco, en la Casa Rosada (Casa de Gobierno argentina). Fue en el marco de una entrevista televisiva en directo para Chile el 12 de septiembre de 1999. Menem, de entonces 70 años de edad, transcurría sus últimos meses como presidente y era señalado como un seductor que embelesaba a las mujeres que se le acercaban.

Seductor seducido

Los 35 años de la ex Miss Universo, su natural belleza de suave y finos modales hizo que el eterno seductor de la farándula argentina cayera rendido a sus pies. Luego de aquel primer contacto algo ocurrió entre ambos, ya que los viajes de Cecilia Bolocco se hicieron cada vez más continuos a la Argentina, la mayoría sin aparente motivación profesional.

Ambos fueron, tal la premisa de “pizza y champagne”, comidilla de los programas de chimentos tanto argentinos como chilenos. La clásica actitud chabacana de los noveles “noteros” de los programas de televisión, rayana en lo irrespetuoso, descolocaron y desgastaron la altiva belleza de Bolocco. Un observador independiente podría llegar a afirmar que había envidia en ese acoso feroz hacia una mujer que sin dudas estaba muy por encima del espíritu festivo y casi grosero que se le quiso imponer a la relación.

De alguna manera sortearon esas dificultades y se casaron el 26 de mayo de 2001, cuando aún no llevaban ni un año de relación. Para ese entonces se llegó a especular que la relación era simplemente un acuerdo comercial. Es cierto que se prodigaban múltiples muestras de gentileza entre ambos, pero no se percibía una pasión arrolladora. Quizás los 35 años de diferencia entre ambos hacía que las demostraciones fueron de tono distinto.

El beso que nunca llegó

En algunos programas y noticieros de televisión dedicaban largos minutos a tratar de dilucidar porque no había en las horas de filmación de ambos un beso pasional. Siempre contactos medidos muy de realeza europea, pero con cierto toque sudamericano.

ARGENTINA-ELECCIONES

Foto AFP. Lanzamiento de Carlos Menem a la candidatura presidencial.

La relación prosiguió. Cecilia Bolocco se mudó a la Argentina y experimentó insertarse en la política a través del apoyo público a Menem en su nueva candidatura presidencial. Quizás ya era demasiado tarde. Un par de semanas después del casamiento Carlos Menem fue notificado del arresto domiciliario por considerársele el supuesto jefe de la asociación ilícita que había desviado un cargamento de armas a Croacia y Ecuador, países que atravesaban una guerra con Perú y Serbia, respectivamente.

La luna de miel que había sido programada con gran pompa en Río de Janeiro, Miami y la ciudad de Damasco, transcurrió en una dependencia militar del barrio de Retiro.

Síganme, que no los voy a defraudar

Por decisión de una Cámara Penal Carlos Menem fue liberado el 21 de noviembre de 2001. Días después lanzó su candidatura presidencial desde su provincia junto a Cecilia Bolocco. Las cosas no sucedieron como lo habían previsto. El eslogan de campaña “Síganme que no los voy a defraudar” no seducía como antes. Luego del escaso tiempo que Carlos Menem pasó recluido la relación con su esposa fue diluyéndose. Al menos en forma pública.

A la ya mencionada “cacería del beso apasionado” se le agregó el inquisidor acoso a Cecilia por cuántas veces iba y venía de Chile a la Argentina, viajes que se iban espaciando cada vez más en el tiempo. En 2003 se anunció que un hijo alumbraría a la distante pareja. El niño Máximo Menem Bolocco nació un 20 de noviembre de 2003.

Unos años después, en 2007 salieron a la luz unas fotos de una cada vez más bonita Cecilia Bolocco tomando sol en Miami, pero con una compañía masculina que no era Carlos Menem. Días después, Carlos Menem anunció que estaban separados. Lo que sucedió después es casi lo mismo que les pasa a los matrimonios donde no hubo, o ser terminó rápidamente el amor. Lo cierto es que Carlos Menem tuvo la gran oportunidad de vivir y disfrutar de una mujer como las que muchos varones menos agraciados sueñan.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios