¿Cómo reaccionaron los argentinos ante el anuncio del riesgo por consumir carne?

El informe de la OMS causó conmoción en la Argentina, uno de los principales países consumidor y productor de carnes rojas del mundo. La reacción de la población.

Guía de: Argentina

Ganado vacuno. Fotografía AACREA.

El informe refrendado por el doctor Kurt Straif, Jefe del Programa de Monografías de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer CIIC (IARC en sus siglas en inglés), órgano especializado en el cáncer dependiente de la Organización Mundial de la Salud OMS, fue lapidario; “En vista del gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto global sobre la incidencia del cáncer es de importancia para la salud pública”. En Argentina, la noticia impactó en el corazón, y en la carne, de un pueblo tradicionalmente carnívoro.

Captura de pantalla.

Los prohibidos placeres de la carne

El documento oficial fechado el 26 de octubre de 2015 bajo la fría denominación Comunicado de Prensa Nº 240, señala que los expertos concluyeron “que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%”. Cabe mencionar que, en promedio, cada argentino consume al año unos 60 kilos de carne de vaca, y más de 14 de carne de cerdo. Un total de 74 kilos anuales de carne roja por habitante con promedio diario de 202 gramos al día.

“Estos hallazgos apoyan aún más las actuales recomendaciones de salud pública acerca de limitar el consumo de carne”, expresó el doctor Christopher Wild, director de IARC. Consciente del impacto que causaría la noticia en países tradicionalmente consumidores de carnes rojas, aclaró: “Al mismo tiempo, la carne roja tiene un valor nutricional. Por lo tanto, estos resultados son importantes para permitir a los gobiernos y agencias reguladoras internacionales realizar evaluaciones de riesgo, a fin de balancear los riesgos y beneficios de consumir carne roja y carne procesada, para poder brindar las mejores recomendaciones dietéticas posibles”.

Definiciones de carne roja y carne procesada

El informe también define el concepto de carne roja, referido a todos los tipos de carne muscular de mamíferos, tales como la carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra. En el caso de la carne procesada se refiere a la carne que se ha transformado a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación. La mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos tales como la sangre. Por lo tanto, los tradicionales productos conocidos como salchichas, jamón, salchichas, carne en conserva, carne seca, carne en lata y preparaciones y salsas a base de carne. Por lo tanto, prácticamente todos los productos cárnicos presentarían riesgos al ser ingeridos en exceso.

Captura de pantalla.

Reacciones en Argentina

La primera reacción, casi visceral, se visualizó en las redes sociales. Con ironía y cierto humor no exento de temor, en el hashtag #OMS, expresaron su negativa y resistencia a la novedad. Adjuntamos algunos tuits a manera de ejemplo. Luego, las asociaciones de productores, comerciantes y restaurantes salieron a contraatacar con argumentos de marketing que apelan a la tradición nacional de consumir carnes rojas. Algunas organizaciones privadas ligadas a la salud propusieron, con buen criterio, limitar el consumo de carnes a dos veces por semana además de ofrecer recetas y alternativas dietéticas. En otros casos, profesionales de la salud relativizaron la noticia mencionando detalles en la manera de cocción y zonas grises en el informe de la OMS.

Un recorrido realizada por los principales centros gastronómicos de Buenos Aires, “Las Cañitas”, “Palermo Hollywood”, “Barrio Norte”, “Puerto Madero” y célebres parrillas del centro de Buenos Aires, testimonia que no hubo hasta el momento un impacto negativo en la afluencia de público y volumen de carnes rojas comercializadas. Los famosos “puestos” de la avenida Costanera Sur, en Puerto Madero, frecuentados por personas de diferentes estamentos sociales y turistas, tampoco han acusado, hasta el momento, el golpe de la noticia. Recordemos que el típico asado argentino y otros preparados cárnicos a la parrilla, representan uno de los atractivos turísticos más destacados en el mundo. Con humor, un parrillero de un restaurante de alto nivel en Puerto Madero, comentó: “Sin carne, perderemos para siempre la identidad nacional. ¡Carne forever!”, exaltó enarbolando el atizador.

Captura de pantalla.

Captura de pantalla.

Captura de pantalla.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X