Covid-19: Argentina recibe las primeras dosis de la vacuna rusa Sputnik

En paralelo, continúan las dudas en torno al respaldo científico de la solución.

Guía de: Argentina

VT3BIAFMBFRNGJ42QPSQRCWG5M

Argentina recibió las primeras 300 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V. El Gobierno envió en vuelo especial un avión de la estatal Aerolíneas Argentinas a Rusia, para traer el primer envío. En tanto, las dudas y el temor crecen en la población ante la falta de información técnica sobre el producto a utilizar y sus consecuencias en la salud.

Sin certezas sobre la Fase III

A horas de comenzar el operativo nacional de vacunación anti Covid-19 crecen las dudas y el temor por la falta de información pública validada por científicos. Se especula que la vacuna a utilizar aún no ha concluido la Fase III de experimentación en seres humanos debido a que las autoridades rusas no han enviado a la comunidad científica internacional información completa sobre su efectividad y seguridad.

La desprolijidad gubernamental en el tratamiento de un tema tan sensible acrecienta las dudas y el temor en la población. La Administración Nacional de Medicamentos, Alcohol y Tecnología médica (ANMAT) decidió conceder una autorización de emergencia para la vacuna rusa sobre deducciones propias sin información oficial científica que avale tal resolución: “los beneficios conocidos y potenciales para la salud de la población son superiores a la incertidumbre, sobre la base de que tanto el centro Gamaleya*, como las plantas de producción “son aceptables y compatibles con lo establecido en la normativa” argentina”, afirma el comunicado.

*Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia.

si-2020-89983542-apn-anmatms_pagina_1si-2020-89983542-apn-anmatms_pagina_2 Cuáles son las fases de una vacuna

Se ha informado en medios científicos que los ensayos de productos farmacológicos en humanos se dividen en tres fases: la primera se realiza con un número pequeño de participantes sanos y luego se amplía la experimentación con más personas y grupos de control. La eficacia y la seguridad son dos variables clave para analizar en todas las instancias.

Existe una fase adicional, la fase 4, que varias vacunas estarían alcanzando (no la Sputnik V) donde se superan todas las fases de experimentación logrando su aprobación y posterior distribución en la población. El objetivo de esta etapa es conocer cómo funciona en el mundo real y controlar las reacciones adversas o efectos secundarios que puedan aparecer cuando se suministra a nivel masivo.

Los países que hasta ahora concretaron la compra de la vacuna Sputnik V son Argentina, Venezuela, Hungría y Bielorrusia. Se afirma que demostraron interés mediante empresas privadas, aunque no concretaron compras, Corea del Sur, Egipto, India, México, Nepal, Kazajstán y Uzbekistán.

Mayores en riesgo

La vacuna desarrollada y experimentada en Rusia, para la comunidad científica, no superó aún la Fase III. A pesar de ello, la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó que se logrará la aprobación también para personas mayores a 60 años de edad, contradiciendo las palabras del líder ruso Vladímir Putin, quien afirmó públicamente que no se aplicará la vacuna por no ser segura para mayores de 60, él tiene 68 años. En el perfil público de Twitter la funcionaria se declara “Optimista por naturaleza… integrante de un gran equipo”.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios