Covid-19 en Argentina: Crónica de una vacunación accidentada

Una sucesión de dificultades y desaciertos conspira contra el plan del Gobierno.

Guía de: Argentina

Selección_031

El plan de vacunación anti Covid-19 en Argentina presenta complicaciones desde el inicio. Anuncios que se diluyen en semanas, cifras inexactas, problemas de logística, y ahora, postergación de la segunda dosis para quienes se vacunaron.

El comienzo del plan

El día 6 de noviembre 2020, el presidente Alberto Fernández anunciaba el acuerdo con el gobierno ruso para la provisión de 10 millones de dosis de vacuna Sputnik V durante el mes de diciembre 2020. El envío era parte de los 25 millones de vacunas comprometidas con Rusia. El plan era vacunar a esa cantidad de personas durante diciembre, o eventualmente comenzar la vacunación durante ese mes “si todo va bien”, relativizó el mandatario en su alocución.

Detalló el mandatario que, si bien en Rusia aún estaba en curso la fase III de experimentación de la vacuna, esperaban recibir información científica a tiempo para someterla al análisis de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), organismo que deberá expedirse para su aprobación.

El presidente Fernández, completó la información con el anuncio de la firma de convenios con otros proveedores de vacunas como el laboratorio Pfizer (provisión de 750 mil vacunas en diciembre), y con AstraZeneca y Sinovac (probablemente) de China, cuyas partidas arribarían a partir de marzo, sin precisar cantidades.

Selección_029

Arribo a Argentina de la partida de vacunas rusas.

El escaso “Operativo Moscú”

A las 10:20 del 24 de diciembre, el avión de la estatal Aerolíneas Argentinas arribó con las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V procedente de Rusia.  El cargamento fue recibido en el aeropuerto por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García. En el mismo vuelo regresaban de Rusia la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial Cecilia Nicolini, y  especialistas de  la ANMAT. Según se conoció después, esas dosis eran parte de un exceso de producción.

Al día siguiente, comenzaba la distribución en el país para el plan de vacunación a comenzar el lunes 28 de diciembre. Pero, recién el sábado, dos días después de recibida en el aeropuerto, la vacuna obtuvo una aprobación “de emergencia” del organismo estatal.

Unas 116.000 personas integrarían los equipos de vacunación, de los cuales 36.000 serían vacunadores y las restantes 80.000 personas personal de apoyo. Se precisó oficialmente que 7.749 establecimientos de salud estaban acondicionados para comenzar a vacunar. Debe señalarse, como dato adicional, que la vacuna Sputnik V se presenta en una ampolla de cinco dosis para aplicar a cinco personas.

Posteriormente, el ministro de Salud Ginés González García expresó en conferencia de prensa que en enero 2021 el país recibirá 5 millones de dosis más de la vacuna Sputnik V, y en febrero sumarán 14 millones de dosis adicionales de Sputnik V, con opción de compra de 5 millones más si hace falta reforzar el lote de vacunas. La intención era que completar 24,3 millones de dosis para inmunizar totalmente (dosis 1 y 2) a 12,1 millones de argentinos.

 Un atraso inoportuno

El pasado 28 de diciembre, Infobae citando a la agencia de noticias Reuters, informó de una complicación inesperada: retraso en la fabricación de la segunda dosis. Reuters habría informado que la producción de la segunda dosis de la vacuna, que debe aplicarse entre los 21 y 60 días de la inoculación de la primera, presenta un retraso citando a una fuente cercana al proceso de fabricación y a otra gubernamental. Ambas fuentes habrían coincidido en que las dosis enviadas a Argentina eran dosis excedentes del primer componente.

Siempre citando a la agencia Reuters, se informó que “es cierto que los problemas tecnológicos persisten (…) Se produce más del primer componente por litro en biorreactores que de la segunda dosis. Pero, muchos productores simplemente están instalando más biorreactores para producir la segunda dosis. Eso es todo”.

La información culmina precisando que tanto el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), que comercializa el Sputnik V en el exterior y que organizó la entrega a Argentina, como el ministerio de salud ruso, que supervisa al Instituto Gamaleya, no respondieron a la requisitoria sobre el tema de Reuters.

Selección_028

Cada ampolla contiene cinco dosis de vacuna Sputnik V.

Qué pasaría al recibir una sola dosis

Ya el presidente de Rusia, Vladimir Putin, había señalado a fines de noviembre 2020 que con la primera dosis de la Sputnik V se obtendría una “vacuna light” que ofrecería una menor protección. Según el director del Instituto Gamaleya, Alexander Gintsburg, en declaraciones a la Agencia rusa de noticias TASS en la última semana de diciembre, la protección brindada por la primera dosis rondaría el 85% durante 3 a 4 meses.

Ante tal dificultad, la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti, señaló hoy que “hay que plantearse “si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis, o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola”.

Y entonces, Brasil

A todo esto se suma una nueva decepción para el gobierno de Alberto Fernández, que se consideraba socio privilegiado de Rusia para la vacuna Sputnik V. La empresa farmacéutica brasileña Unión Química, informó que solo espera la aprobación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) para comenzar la producción de la vacuna de origen ruso el próximo 15 de enero. La intención es abastecer a los países de América Latina que la hayan aprobado (Argentina y Bolivia, hasta ahora).

Las dosis de la vacuna rusa que producirá la farmacéutica brasileña Uniao Química, estiman unos 8 millones de dosis en el primer semestre, se destinarán a países de América Latina que la hayan aprobado.

En Brasil, el laboratorio espera el visto bueno de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) para iniciar los ensayos de la fase 3, que es cuando le es aplicada a sectores de la población para probar su efectividad y hallar posibles efectos adversos.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios