Crece la inquietud ante posibles desbordes violentos y saqueos en el Gran Buenos Aires

Tensión al máximo por restricciones.

Guía de: Argentina

 puff

Crece el temor entre intendentes del Gran Buenos Aires ante posibles desbordes violentos y saqueos por parte de grupos sociales marginales ante la profundización de la crisis económica por efectos de la pandemia. Hoy se reunieron con el presidente para analizar la situación. En tanto, se han multiplicado los episodios de desobediencia, pero han sido neutralizados, hasta ahora.

Una situación complicada

El panorama cotidiano en Argentina muestra signos de inquietud. Grandes sectores de la población no respetan el pedido de mantenerse aislados en sus domicilios. Durante el pasado fin de semana se realizaron varias ferias vecinales en los alrededores de Buenos Aires con aglomeración de personas que no respetaron las reglas para evitar el contagio y propagación del COVID-19, o coronavirus. La policía detuvo a 3.200 personas que violaron la cuarentena sin motivos valederos. En el país se contabilizan 7.900 personas demoradas o amonestadas por tal motivo. En algunos casos presentaron resistencia verbal y física a la acción policial.

Por tal desidia social se espera que durante los próximos 15 días se eleve de manera abrupta la cantidad de afectados y afectados graves. A tal situación se refirió anoche el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales en alocución a la población jujeña: “La capital y el conurbano van a explotar, va a ser tremendo”.

 

Hoy se confirmó oficialmente el primer caso de transmisión viral comunitaria. Es decir, el virus COVID-19 ya circula dentro del país. Al mismo tiempo centenares de automóviles se trasladaron a distintos puntos de descanso violando también las disposiciones de aislarse en el domicilio. Fue el caso del famoso conductor de televisión y actual presidente del club San Lorenzo, Marcelo Tinelli, quien se trasladó en avión privado junto a su familia a una propiedad que tiene en la cordillera neuquina. Criticado, adujo que él tiene domicilio en ese lugar desde 1998. Sin embargo, pobladores de la zona recuerdan haberlo visto en muy contadas ocasiones en los últimos años.

Los intendentes de las populosas zonas aledañas a la ciudad de Buenos Aires plantearon su inquietud ante posibles hechos de desobediencia civil y atentados violentos contra la propiedad como producto de la cuarentena nacional. Hoy se realizó una reunión entre los intendentes y el presidente Alberto Fernández sobre el tema. Trascendió que le pedirían instaurar un estado de excepción constitucional para prohibir el tránsito y reunión de personas.

En consecuencia, desde diversos sectores políticos del oficialismo se está impulsando el pedido de Estado de Sitio para intentar mantener el control. Tal situación de excepción de las libertades individuales debería ser aprobada por el Congreso de la Nación, quienes también deben fijar su duración según lo estipula la Constitución Nacional. Será difícil que la oposición lo apruebe debido al manejo discrecional que tendría el presidente al sumar el estado de emergencia económica y emergencia social. Algo parecido a un gobierno dictatorial.

En tanto, el riesgo país alcanza los 4.453 puntos. Refleja a un país sin plan económico en medio de una pavorosa crisis económica, social y sanitaria. Se espera para las próximas dos semanas un aumento exponencial de la cantidad de afectados y la incógnita será si estamos preparados como país y sociedad para la contingencia. Todo indica que serán tiempos complicados.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X