Crónicas del G20 en Buenos Aires: Un príncipe, protestas y un intento de asalto

Buenos aires es el anfitrión de la cita y algunos efectos ya son muy evidentes.

Guía de: Argentina

yiZJZQyWs_1256x620__1

Foto Clarín.

El miércoles comenzó la previa del G20.  Con el arribo del príncipe Mohammed Bin Salman de Arabia Saudita, rodeado por sus 800 agentes de seguridad, partió la llegada de los líderes del G20 a Buenos Aires. Comenzaron, también, las restricciones de tránsito, marchas de protesta, el protocolo de “Alerta Roja” para los hospitales y restricciones para circular por determinadas áreas de la ciudad.

La Dirección de Hospitales notificó a los directivos de todos los centros médicos de la ciudad sobre el protocolo sanitario que deberán seguir a partir del lunes 26 en “alerta roja”. Los ocho hospitales son el Fernández, Argerich, Pirovano, Tornú, Santojanni, de Quemados, Gutiérrez y Santa Lucía. El protocolo exige a los centros médicos suspender las cirugías programadas, liberar camas en terapia intensiva, informar sobre sus bancos de sangre y derivar pacientes ambulatorios a otros centros de salud. En caso de “ataque químico” los pacientes deberán ser “descontaminados” por personal de Bomberos y derivados a otros centros médicos.

El primer problema, resuelto

Cabe mencionar que al arribo del príncipe saudita Mohammed Bin Salman, pesaba una denuncia presentada por la organización internacional Human Rights Watch por el crimen del periodista Jamal Khashoggi y presuntos delitos de lesa humanidad. Ante la situación que generaba un serio inconveniente para la Argentina, como es investigar a un jefe de Estado extranjero en ejercicio de su autoridad, la Justicia argentina realizó una elegante finta a través del fiscal y el juez actuante que solicitaron a Cancillería una serie de medidas y consultas a Yemen, Turquía y la Corte Penal Internacional. Esa información puede demorar semanas. Por lo tanto, el príncipe saudita puede dormir tranquilo. Posteriormente, el Canciller Faurie aclaró que el príncipe tiene inmunidad diplomática.

El próximo viernes puede ser un día difícil

El gobierno argentino, a través de la ministra de seguridad Patricia Bullrich, autorizó a los organizadores de la marcha “Confluencia Fuera G20 – FMI” a marchar el próximo viernes 30, ingresando unas pocas cuadras dentro del límite exterior del área de seguridad. Consideran a esta autorización como un aporte gubernamental a la convivencia democrática. Los organizadores no ratificaron el compromiso. Sin embargo, el gobierno insiste en su pedido de no manifestarse con los rostros cubiertos ni portar elementos o artefactos relacionados con la violencia.

Corte-9-de-Julio-y-Avenida-de-Mayo-Movimientos-Sociales-2

Foto Clarín.

El próximo viernes, a las 15 horas, marcharán desde la avenida San Juan por la avenida 9 de Julio hasta Avenida de Mayo, para luego dirigirse hacia la Plaza del Congreso.  Ante la eventualidad el Ministerio de Seguridad ratificó: “Que es preciso transmitirles (a los organizadores) que en cualquier caso qué haya situaciones que pongan en riesgo la seguridad de las personas, los bienes públicos y/o privados las fuerzas de seguridad actuarán de manera inmediata de acuerdo a la Constitución y las Leyes”.

Una nota de color (negro)

El experto canadiense John Kirton, sufrió un violento intento de asalto en Puerto Madero, a metros del Luna Park, antes del inicio de la cumbre en Buenos Aires. “Paseaba con dos colegas cuando dos jóvenes me atacaron. Los periodistas que visitan Buenos Aires por la Cumbre del G20 no deben desplazarse solos o confiar en que la policía local los mantendrá seguros”, alertó Kirton.  El experto Kirton, escribió en Twitter, con ironía e indignación: “Después de 31 cumbres G7, doce del G20 y una de los BRICS desde 1988, mi suerte y la seguridad del anfitrión finalmente se agotaron. No llores por mí, llora por Argentina”.

El especialista tomó conciencia de su arribo a Argentina.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X