Derrame de cianuro: Juez determina que se ocultó información y se mintió a la comunidad

El juez Pablo Oritja, demostró en su fallo que la empresa contaminó los ríos de la cuenca en San Juan y ocultó esa información a la población.

Guía de: Argentina

Vecinos de Jáchal. Fotografía Jáchal Magazine.

Las causas del derrame de más de un millón de litros de solución cianurada en el Río Jáchal, en San Juan, Argentina, habrían sido la sobreexplotación y falta de controles adecuados por parte de la empresa Barrick Gold en la mina Veladero, lo que representa un grave delito y peligro ambiental.

La sentencia del juez Pablo Oritja (ver fallo completo al final del texto), confirma el severo daño ambiental producido por el derrame de solución cianurada, dejando en evidencia que la empresa ocultó, o mintió deliberadamente, sobre la gravedad del hecho. Expone, además, una serie de evidencias que estarían indicando que el accidente se produjo por haber estado al límite legal en el proceso de lixiviación por sobreexplotación.

Se ocultó o negó la gravedad del accidente

Quedó demostrado, en el fallo del juez Oritja, que la empresa ocultó y mintió sobre la gravedad del derrame al presentar los resultados de los monitoreos que realizara tras la fuga. Esos análisis de laboratorio, encargados a la firma SGS, señalan alta presencia de cianuro en la zona. Recordemos, que desde un primer momento la empresa Barrick Gold expresó que sus mediciones daban valores normales o negativos y negaba que se hubiera producido algún tipo de daño ambiental. El fallo también impuso a la empresa que en un plazo de 10 días regrese a las condiciones normales de producción, señalando que el accidente contaminante se habría producido por sobreexplotación.

La población de Jáchal tenía razón

En los resultados de los análisis realizados por la empresa se detectó 64 partes por millón (ppm) de cianuro en el río Potrerillos y 9 ppm en el río Las Taguas, muy por encima las 0,10 ppm de cianuro que el artículo 982 del Código Alimentario establece como máximo para el agua potable. Señala el magistrado que aguas arriba del dique Cuesta del Viento, se detectó desde el 13 de septiembre la presencia de cianuro y mercurio en concentraciones altas y que evidentemente fueron consecuencia del derrame ocasionado en la explotación minera. Todos recuerdan ahora aquel funcionario, quien dijo que tomar medio vaso de agua del río no tenía riesgos. Por último, el juez señala que se vulneró el deber de preservación del patrimonio natural y el derrame puso en riesgo real el inminente el derecho a gozar de un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano.

Control de la comunidad

Uno de los aspectos novedosos e interesantes del fallo del juez Ortija, es que el personal de policía minera podrá ser acompañado por un miembro de la comunidad de cada uno de los departamentos señalados, cuando así sea solicitado por alguno de los municipios. Dichas personas participarán en calidad de testigos mientras dure la inspección.

REVISA AQUÍ EL FALLO COMPLETO SOBRE EL CASO DE LA CONTAMINACIÓN DEL RÍO JACHAL

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X