Dio a luz en el baño y abandonó a su hijo en una bolsa: Estupor por crueldad de una mujer

Un bebé fue abandonado dentro de una bolsa junto a la placenta, cordón umbilical y restos ensangrentados. Lo descubrieron porque una bolsa de basura se movía.

Guía de: Argentina

Guardia del Hospital Santojanni. Foto de archivo de La Nación.

Una mujer sobrellevó el trabajo de parto en un baño público y abandonó al bebé con el cordón umbilical, placenta y restos ensangrentados en una bolsa. Luego se la ve partir con mucha tranquilidad junto a un hombre y una niña de unos siete años. El hecho ocurrió en la estación de servicios de la avenida Lisandro de la Torre 2187 del barrio porteño de Mataderos, al norte de la ciudad. Fue registrado por las cámaras de seguridad e interviene la policía y Justicia.

Trabajo de parto en el baño

El excesivo tiempo que ocupó la mujer el baño hizo que se formara una larga fila de mujeres esperando su turno, quienes al encontrar el baño ensangrentado alertaron al personal de la estación de servicio. La persona a cargo de la limpieza aseó el lugar y dejó la bolsa junto al resto de la basura. Fue entonces que las mujeres que esperaban que terminara su faena advirtieron que la bolsa se movía. Al investigar la causa, comprobaron con estupor, que junto a restos ensangrentados había un bebé, aún con vida, que fue trasladado de inmediato al hospital de la zona. Los testigos relataron que no se escuchó llanto o sonido alguno. Cabe señalar que cada domingo se realiza en esa zona un festival de destreza criolla y feria de artesanías que convoca a miles de personas.

Las autoridades solicitaron de inmediato copia de las cámaras de seguridad para identificar a las personas intervinientes y se encontraron con otro hecho impactante; una niña, de unos siete años, oficiaba de nexo entre la parturienta en el baño y un hombre afuera que procedía a comprar los elementos de higiene femenina pedidos y luego la niña se los llevaba al baño.

Desde el Hospital Santojanni, informaron que la beba presentaba al ingresar un cuadro de hipotermia que fue compensado por los médicos intervinientes. La beba, que fue nombrada como Faustina por las enfermeras, pesó tres kilos y gestación a término de 38 semanas. La niña presenta buena evolución y no tendría riesgo inmediato de vida.

El triste relato

Uno de los empleados del lugar relató que “un muchacho entró diciendo que era una emergencia y pidió toallitas. Los domingos viene mucha gente porque hay una feria muy cerca de acá. Más tarde, cerca de las 18 horas, una señora avisa que el baño estaba lleno de sangre. La señora encargada de limpiar entró y descubrió una bolsa que sintió pesada”. Luego señaló que la pareja había llegado con su hija. “La chiquita le pasaba por abajo las toallitas a la madre… ¿Qué se yo? Puedo entender la situación de cada uno… ¿pero involucrar a una niña para que te ayude? ¿Qué explicación le das después…? Sobre la bebita…. su hermana…. Eso me mata”, concluyó.

Otra empleada, que atendió al hombre, expresó que él entró pidiendo toallitas. “Me dijo que él no sabía cuáles llevar y me pidió que lo ayudara a elegir”. Luego agregó otro detalle escalofriante: “La pareja salió caminando como si nada”.

Feria de Mataderos. Fotografía Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X