Dos mujeres que se besaron en público protagonizaron un confuso escándalo por el que fueron detenidas y condenadas

Afirmaban que fueron detenidas por besarse en público, pero recibieron sentencia por resistir a la autoridad.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2019-06-28 14-37-38

La cuestionada pareja.

La Justicia condenó a un año y ocho meses de prisión, en suspenso, a la joven Mariana Gómez bajo el cargo de resistencia a la autoridad y lesiones leves. Del expediente judicial se desprende que el 2 de octubre de 2017, Mariana Gómez estaba junto a su esposa, Rocío Girat en la estación de trenes Constitución, de Buenos Aires, en el sector de trasbordo al servicio de trenes subterráneos. Se besaron y prendieron un cigarrillo. Ese fue el preciso momento en que surgen dos versiones diametralmente opuestas de lo sucedido.

Los hechos, según el expediente

Según afirma Mariana Gómez, había al menos 20 personas en cercanía a donde estaban paradas. Fue entonces cuando se acercó un empleado de la empresa que gestiona el servicio subterráneo para pedirle que apague el cigarrillo por ser un lugar cerrado. Dice haber contestado que no había ninguna señalización que prohibiera fumar. Ante la negativa de Gómez, el empleado fue a buscar a dos agentes de la Policía de la Ciudad que custodian el orden del lugar. Al hacerse presente en el lugar se produjo un forcejeo que culminó con ambas mujeres detenidas.

Según afirma Gómez, “el policía me dijo: “Pibe, apagá el cigarrillo”, me puso la mano en el pecho y me dijo que me iba a llevar detenido. Yo le aclaré que era mujer y le pregunté por qué. Me quise ir, empezamos a forcejear y vino otra policía, que me quiso esposar”, explicó Gómez. En ese momento -siempre según los dichos de Gómez- “Rojo (el agente policial) me tuerce el brazo y me tira para atrás”, por lo que Gómez agarró del pelo a la agente Villarreal “para no caer” y, en el proceso, le arrancó parte del cabello. Los dos agentes la redujeron, la esposaron y la trasladaron a la estación policial que está en la estación Boedo de la Línea E. Horas después fue liberada.

Los oficiales intervinientes relataron que luego de su pedido para que apagaran el cigarrillo ella respondió: “Ustedes son masculinos y no me pueden tocar”. Luego, le “propinó de forma repentina varios golpes de puño y una patada a los testículos del oficial Jonatan Rojo”, y más agresiones sobre la oficial Karen Villareal. “Gómez se abalanzó sobre ella y le arrancó cabellos del sector derecho de su cabeza”.

 Lo que se dijo públicamente

Cuando se produjo el hecho, el 2 de agosto de 2017, ambas acusadas dijeron haber sido detenidas por haberse besado en público y acusaron a la policía por discriminación. Los colectivos feministas y de diversidad denunciaron que la intervención policial se había producido porque Gómez estaba besando en público a su pareja, quien en su momento había denunciado públicamente los abusos a su padre, un ex suboficial de la Armada. Incluso se llegó a llamamiento a un “besazo” masivo en repudio a la acción policial.

Hoy la Justicia comprobó que nada tenía que ver el hecho de besarse, verificó los hechos y condenó a Gómez a un año y ocho meses de prisión en suspenso. La defensa de Gómez anunció que apelará la sentencia ante la Cámara.

Algunos de los titulares de los días 2 y 3 de agosto de 2017:

Captura de pantalla de 2019-06-28 15-19-41

Captura de pantalla de 2019-06-28 15-19-02

Captura de pantalla de 2019-06-28 15-15-16

Captura de pantalla de 2019-06-28 15-12-34

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X