Esposa deberá indemnizar a la amante de su marido por “impacto espiritual”

Una mujer, esposa legal de un hombre, fue condenada a pagar indemnización a la amante de su esposo.

Guía de: Argentina

Foto Diario Conclusión.

Cuando la jueza Rosana Alicia Moretti dictó sentencia se hizo un profundo silencio en la sala.  En su fallo aceptaba la demanda de una mujer contra la esposa de su amante con fundamentos contundentes e inéditos.

La magistrada dio por demostrado que que la esposa intentó “dejarla mal y perjudicarla en su trabajo” a la acusada. Señaló, además, que “existen varios indicios de que los improperios no se condicen con la realidad” y que “la conducta (de la esposa) fue deliberada, ya que se apersonó en el lugar de trabajo de la actora muchos días después de haberse enterado de la situación”.  Culminó su fallo mencionando que no está comprobado que existiera voluntad de engañar, ya que cuando comenzó la relación la trabajadora era divorciada y el hombre “había estado muchos años separado físicamente de la demandada”.

Nos miramos y…

Todo habría comenzado con unas miradas profundas y una invitación a tomar un café. Transcurrieron cuatro años desde ese momento mágico en que surge la atracción entre dos personas. El hombre vivía en Mendoza, Argentina, y su entonces esposa residía en España. Hacía mucho que no se veían, constó en los alegatos y dichos de testigos. La relación entre la novia y el hombre continuó muy bien, incluso él llegó a presentarle a su familia. Entonces… apareció la esposa legítima y todo se desencadenó.

La señora “legal”, furiosa, ordenó que el vehículo (de la amante) que estaba en la cochera fuera quitado inmediatamente de “su” lugar. Al mismo tiempo, la ofendida esposa llamó reiteradamente y le envió mensajes de texto a la amante-novia que no salía de su estupor. El contenido de tales textos está registrado en las actas, pero duelen los ojos de tan solo leerlos y preferimos evitar ese sufrimiento a nuestros lectores que sabrán comprender e imaginarán tales dichos.

“Es una cualquiera…”

No contenta con ello, varios días después, se apersonó en el lugar de trabajo de la amante-novia y exigió hablar con los jefes para contarles que su empleada “era una cualquiera porque se había acostado con el marido” (en realidad utilizó otras expresiones) exigiendo que la despidieran.  Los gerentes declararon que la señora “legal” quería incluso la filmación de las cámaras de seguridad para demostrar con ello que la empleada le entregaba el número de teléfono a los clientes para seducirlos.

La esposa “legal” tuvo que comparecer en dos causas judiciales. Una penal, en la que tuvo que retractarse ante la amante-novia para ser sobreseída. En la causa civil, fue condenada a resarcir a la amante-novia con 60 mil pesos (unos 3.300 dólares) por el “impacto espiritual” causado a la novia. A la salida de los Tribunales se comentaba en círculos masculinos que el fallo ponía una luz de esperanza entre tanta oscuridad.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X