Exhiben imagen de la Virgen con pañuelo verde, símbolo de abortistas: Indignación y rechazo

La provocación a la Fé Católica generó numerosas reacciones.

Guía de: Argentina

virgen_aborto_1552443613

Foto: La Voz.

En el marco de una muestra cultural, se expuso como imagen central una figura de yeso de unos 75 cm de alto que representa a la Virgen María del catolicismo con un pañuelo verde que le cubre medio rostro. Su difusión en las redes y medios de comunicación generó fuerte indignación y objeciones hacia las autoridades del Centro Cultural Haroldo Conti.

La reacción de los organismos oficiales

La figura central era una Virgen con el pañuelo verde, símbolo del pedido por una ley que regule el aborto legal, seguro y gratuito. Trascendió que tal imagen era denominada, y festejada, por los concurrentes al centro cultural, como la “virgen abortera”.

La trascendencia del hecho vejatorio de uno de los símbolos católicos generó controversia en la sociedad y entre el Gobierno nacional y las autoridades del Centro de la Memoria Haroldo Conti, institución que funciona en el predio de la ex Escuela de Mecánica Superior de la Armada (ESMA), lugar donde varios detenidos denunciaron que durante la dictadura militar se practicaban allí torturas.

La reacción de la Secretaría de Derechos Humanos fue publicada en su cuenta de Twitter: “Los elementos exhibidos en la muestra ‘Para todes, tode’, recientemente inaugurada en el Centro Cultural Haroldo Conti, no representan manifestación alguna de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación. Los contenidos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Somos respetuosos del arte y de la libertad de expresión, pero no avalamos agravios ni ofensas que puedan afectar a instituciones o colectivos de personas y sus valores religiosos”. Además, señalaron que, de haber sabido sobre su contenido, hubiesen “objetado su exhibición”.

La actitud desafiante de la organización

La curadora, Kekena Corvalán, expresó que la objeción desde la Secretaría de Derechos Humanos se trata de un intento de censura y de atropello a la libertad de expresión. A pesar de ello, la imagen fue trasladada desde la vidriera de la librería del Conti, donde se exhibía desde el sábado, al interior de la sala principal donde están montadas las demás obras que abordan la cuestión de arte y género. En la puerta, hay ahora un cartel que advierte al público que algunas imágenes pueden herir susceptibilidades.

2891914w740

El lugar donde está ahora, en el interior del local y a tres metros de altura.

El Centro Haroldo Conti, había anunciado la puesta colectiva donde más de 100 artistas y comunicadoras (pondrían) en común e interpelarían desde sus prácticas. “Territorializar el deseo, despertarlo, compartirlo, sostenerlo, hacerlo crecer, sabiendo que en la oscuridad de la noche, son nuestras prácticas culturales, lo que hagamos colectivamente, lo que ilumina”, sostuvieron.

Corvalán afirmó que “este proyecto provoca un corte de acontecimientos en el girar de distintas experiencias, recorriendo el arte latinoamericano por fuera de las normas. (…) Sentimos que lo que debe aproximar un encuentro en torno a Géneros y Memoria como un ardor feliz y creativo, es otra interseccionalidad de historias, territorios y cuerpos como modo de inscribir un más allá posible de las relaciones de poder”.

El público dice

Además de las encendidas reacciones que se publicaron en las redes sociales, dos personas tomaron la iniciativa de denunciar al director del centro, Alejandro Kurland, por el delito de “incitar a la violencia y discriminación”. Varios comentaristas señalaron que en ningún caso, y bajo ninguna circunstancia, las personas que cometen este tipo de atropellos contra la fe católica, agredirían a la fe musulmana, que es mucho más rígida en cuanto a pautas de conducta y vestimenta. Graficando con la frase “saben dónde les aprieta el zapato”.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X