Expertos chilenos cobrarían 4 mil dólares diarios por ayudar a escapar de la cárcel

Un grupo de comandos ilegales denominado "Blackwarter" se ofrece para fugar a presidiarios a cambio de 4 mil dólares diarios.

Guía de: Argentina

Henry de Jesús López Londoño (45, alias “Mi Sangre”), detenido por cargos de narcotráfico.

El mapa secuestrado con indicaciones sugestivas.

Autoridades colombianas habrían comentado que un grupo de mercenarios chilenos y peruanos estarían colaborando en un plan de fuga de peligrosos presidiarios. La información, surgida de fuentes de la investigación, menciona a un grupo comando conformado con paramilitares denominado “Blackwarter”. Sus integrantes se habrían formado en agencias norteamericanas y cobrarían 4 mil dólares al día para “sacar” delincuentes de prisión. La novedad se produjo al descubrir un presunto plan de fuga del narcotraficante apodado “Mi Sangre”, actualmente detenido en el Penal de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, y esperando una posible resolución judicial que autorizaría su extradición a Estados Unidos. Las autoridades confiscaron a la abogada del ciudadano colombiano Henry de Jesús López Londoño, apodado “Mi Sangre”, un mapa de los alrededores del Penal que no supo explicar porque lo introducía en la cárcel. De inmediato se allanó la celda y se descubrieron varios elementos que hicieron presumir un intento de fuga como tomas satelitales de la zona aledaña a la cárcel y detalles de una pista de aterrizaje cercana.

“Haré cualquier cosa para no ser extraditado”

La frase del subtítulo fue pronunciada por personas relacionadas con “Mi Sangre” durante el juicio al que fue sometido en Argentina. En ese sentido, se espera que en los próximos días la Corte Suprema dé el visto bueno para que los marshalls de Florida aterricen en Ezeiza para llevarse a López Londoño para que responda por cargos de jefe narco, líder de Los Urabeños. El colombiano viene sosteniendo que en Estados Unidos es hombre muerto, y no por la condena que le cabría. En prevención de un nuevo intento, la cárcel de Ezeiza es custodiada por un cuerpo de élite entrenados en “resolución extrema de conflictos” (¿?).

Vista del Penal Federal de Ezeiza.

 Sorprendente resultado de requisa

En consecuencia con lo descubierto al ciudadano colombiano, se realizó una requisa general al pabellón y se encontraron: 66 gramos de marihuana, 122 pastillas de procedencia ilegal, 16 teléfonos celulares, varios chips, 9 pendrives y 16 módems USB para obtener una conexión a internet, más una antena wi-fi. Además, lo habitual en esos casos, bebidas alcohólicas, libros ahuecados y hasta una especie de mesa de apuestas con cartas de póker, dados y hasta fichas con valores. Por último, se secuestró una serie de “facas” o puñales de fabricación tumbera.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X