Funcionarios argentinos de gobierno fueron despedidos por fiesta durante la cuarentena

Las autoridades argentinas tomaron la decisión luego que la celebración fuera difundida por redes sociales.

Guía de: Argentina

l_1592176523

Foto: Diario El Entre Ríos.

Se reiteran situaciones en las que funcionarios nacionales, provinciales y municipales violan las pautas de distanciamiento que se le impone al resto de la población.

Uno de los últimos hechos ocurrió en la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos, donde un grupo de personas integrada por varios funcionarios públicos de la ciudad, disfrutaban de un cumpleaños con baile, bebidas y el popular “trencito”.

Los asistentes al cumpleaños no solo eludieron los controles de tránsito y reunión, sino que exhibieron su festejo a través de las redes sociales. Al mismo tiempo personas que transitan enfermedades, o ocurren decesos, y sus familiares y amigos se ven impedidos de asistirlos en sus últimos momentos y despedir sus restos.

En entrevista televisiva el intendente de Concordia expresó que mediante decreto municipal los empleados involucrados habían sido despedidos. Alfredo Francolini, el intendente de la ciudad, explicó: “Por esta razón (la difusión), me contacté con las funcionarias que aparecen en las fotografías y videos que circularon en las redes sociales, la Directora del Centro de Convenciones y la Jefa del Área Logística de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, para pedirles su inmediata renuncia”.

 

El Presidente Alberto Fernández también se ha visto envuelto en polémicas, como sucedió el día 6 de junio, cuando viajó a Villa La Angostura (localidad sin contagios) con una comitiva de 90 personas. Realizaron un acto y una posterior celebración. Un centenar de partidarios se congregaron a saludar y victorear sin cubrebocas ni respetar distancia social.

A tal punto resultó invasiva tal reunión que los vecinos manifestaron su indignación y pidieron que se retiraran de la localidad: “Esto es vergonzoso para la gente de Villa la Angostura. Nos exigen la cuarentena, los protocolos y toda esta gente que va y viene como si nada, de lugares con casos de contagios”, fue un comentario local en redes sociales.

Problemas de una cuarentena ilimitada

Es tan respetable la necesidad de contacto social y de trabajo de los funcionarios como la de cada uno de los habitantes de la Argentina.

En tal sentido, los investigadores y docentes de la Universidad de Buenos Aires, Fernando Pedrosa y Cecilia Noce, han expuesto que “la política de confinamiento obligatorio llevada adelante por el gobierno nacional muestra un profundo desprecio por la vida en sociedad. Mientras estamos encerrados, apenas sosteniendo nuestra vida biológica y renunciando a una vida humana plena, no se observan mayores esfuerzos, ni entusiasmo, por encontrar alternativas al encierro prolongado“.

Más adelante explican que “el gobierno nacional elude hacerse cargo de las consecuencias sociales que genera el aislamiento obligatorio como del cercenamiento de libertades y el recorte de derechos civiles que implica. Allí aparece en su auxilio un grupo (“los expertos”) que se inmiscuyen en ámbitos de nuestras vidas que exceden sus conocimientos, su legitimidad y sus competencias, inclusive en términos médicos”.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios