Gata salva la vida de su anciano dueño durante un incendio y el caso emociona a muchos

Una gata doméstica se transformó en inusitada heroína al salvar a su dueño de segura muerte durante un incendio. Conozca los detalles.

Guía de: Argentina

Captura de Canal 3 Rosario.

La gata “Loly” se convirtió en una heroína al salvar la vida de su dueño durante un incendio. Según publicó el diario La Capital, en la ciudad de Rosario se produjo un incendio en una vivienda particular mientras su morador se encontraba en profundo sueño. “Loly” arañó una y otra vez a su dueño hasta que logró despertarlo y ambos alcanzaron a salir de la vivienda, ya parcialmente en llamas e inundada de humo tóxico.

Los míticos gatos de Rosario

La ciudad de Rosario tiene una extraña relación con los gatos. Hace unos cuantos años, se conocieron episodios donde en los asentamientos marginales que rodean la ciudad, algunas personas cazaban y procedían a comerse asados a los gatos del vecindario. Si alguien escucha o lee el mote despectivo de “comegato” a los oriundos de la ciudad de Rosario, ya sabe el origen.

En la situación de la noticia, el hombre detalló que se hallaba profundamente dormido por la ingestión de somníferos indicados por un tratamiento médico. El fuego se extendió mientras dormía inundando la vivienda de sofocante humo negro que ya salía al exterior. La gata “Loly”, su gata, ante la emergencia y en lugar de ponerse a salvo ante el natural temor de los animales frente al fuego y quizás “entendiendo” que su dueño no se despertaría de su profundo sueño, procedió a maullar y arañarlo hasta hacerlo reaccionar. Ya acorralados por el fuego y el humo, hombre y gata alcanzaron a romper una ventana y escapar de una segura muerte.

“Loly me salvó, estoy vivo gracias a ella”

“Loly me salvó, estoy vivo gracias a ella”, contó conmovido el hombre al Canal 3 de noticias parado en la puerta del inmueble siniestrado. Los bomberos estimaron que de haberse demorado unos minutos más, hubiese muerto por asfixia. Las pérdidas materiales fueron totales. “No me quedó nada más que la ropa que llevo puesta”, contó consternado y afligido; y la gata “Loly”, agregamos nosotros.

“Yo estaba profundamente dormido, porque había tomado una pastilla, y no me di cuenta de lo que estaba pasando”, relató el danmificado al diario La Capital. “La gata me rasguñó y me despertó, me levanté, rompí la ventana y salimos a la calle, donde me ayudaron los vecinos”. Luego agregó que “no me quedó nada más que la ropa que llevo puesta”. “Se quemó todo, la heladera, los platos, los vasos, la cama, no me quedó nada. Lo único que necesito es un colchón ortopédico y unas chapas para cuando pueda reconstruir la casa”.

Foto La Capital.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X