Gobierno argentino anuncia fuertes restricciones, que incluyen militares, para intentar frenar la Pandemia

Una controvertida medida tomó el Presidente argentino al militarizar la región metropolitana.

Guía de: Argentina

Selección_330

Presidente Fernández y su jefe de gabinete Santiago Cafiero en los jardines de la residencia presidencial.

El presidente Alberto Fernández anunció este miércoles que decretaba la militarización de la región metropolitana (AMBA)  entre las 20 y 06 horas del día siguiente. Puso el acento en que utilizará las fuerzas federales para hacer cumplir la medida, desdeñando a los cuerpos policiales locales. Al mismo tiempo, contrariaba las expresiones de sus ministros, especialmente Salud y Educación, que insistieron durante el transcurso de la tarde que no habría nuevas restricciones.

Selección_333

Durante la tarde, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguraba que no se tomarían medidas en contra de la presencialidad en la Educación.

Cuando todo sale mal

De acuerdo a lo expresado por el presidente, la región AMBA sería la que más fue impactada por la segunda ola de Covid-19. Al mismo tiempo dejó a criterio de gobernadores e intendentes de otras jurisdicciones la adhesión o no a las medidas dispuestas. Los datos de la evolución de casos de Covid-19 son emitidos por el ministerio de Salud, pero desde hace meses son severamente cuestionados por médicos e infectólogos debido a un supuesto manejo discrecional de los mismos, en función de necesidades políticas.

La suspensión de clases en los tres niveles educativos, algo que el ministro de Educación había afirmado que no sucedería, fue visto como una fuerte respuesta presidencial a la declaratoria de esencialidad de los servicios educativos por parte de la Ciudad de Buenos Aires realizada horas antes. A continuación copia del encabezado y resolución final del decreto:

Selección_332Selección_331

El declive argentino

Durante la mañana, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, aceptó que el país tenía dosis de vacunas para solo nueve días más de vacunación y que se estaban gestionando compras, pero que hasta ese momento no había envíos al país confirmados. “Estamos esperando lo antes posible tener información (de nuevos embarques). Tenemos la expectativa que pronto podamos tener algún embarque y en el momento en el que esté confirmado podamos transmitirlo”, expresó, tras admitir que era el “mensaje más difícil” que le había tocado transmitir desde el inicio de la pandemia.

Las gestiones dieron frutos, ya que poco antes del anuncio presidencial se comunicó que el próximo domingo arribarían a la Argentina 864 mil dosis de AstraZeneca por parte del mecanismo COVAX. El proceso de vacunación ha resultado un desastre organizativo y sanitario.

Una noticia -sin confirmar ni desmentir por parte del gobierno- indica que el pasado año el país habría rechazado comprar varios millones de dosis de vacuna Pfizer por motivos aún no esclarecidos. La dependencia de la vacuna Sputnik V, que ha suspendido sus envíos por temas de fabricación, ha llevado a que hoy no se esté vacunando en la forma recomendada.

Se sumó el escandaloso privilegio de los “vacunatorios VIP”, donde allegados al peronismo, funcionarios, modelos y empleadas de confianza fueron vacunados fuera de registro, al mismo tiempo que ancianos y personas de grupos de riesgo esperan meses para recibir su vacuna.

Amplio rechazo

Apenas terminaron las palabras del presidente, estallaron espontáneos “cacerolazos” a modo de repudio a las medidas dispuestas en varios barrios de la ciudad y especialmente en derredor de la residencia presidencial. Quizás se explique la reacción en la angustiante situación económica actual de sectores que verán restringidas sus actividades por las nuevas medidas. Al mismo tiempo, crece el rechazo general a medidas de características autoritarias y similares a las tomadas por las Fuerzas Armadas cuando anularon la Constitución Nacional en el año 1976.

Cientos de personas se agolpan en derredor de la residencia presidencial en Olivos haciendo sonar cacerolas, bocinas y profiriendo insultos contra el presidente. Pasada la medianoche continuaba agolpándose el público airado por él posible quiebre institucional debido a la militarización dispuesta por el presidente.

Se prevé que en las próximas horas se presenten recursos de amparo ante la discrecionalidad de los decretos presidenciales y movilizaciones desafiando la militarización de facto.

nino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios