Hombre ofreció trabajo para una “secretaria con buena presencia” y las reacciones en su contra fueron destempladas

La inocente propuesta laboral desató una discusión que duró dos días en redes sociales.

Guía de: Argentina

mujer-gritando-manos-cara_1301-36

Una sencilla propuesta laboral utilizando la red social Twitter, desencadenó una oleada de objeciones y reproches a su autor. Al mismo tiempo, recibía más de 1.600 CV de postulantes.

Busco una asistente

El aviso era sencillo y breve, buscaban una asistente con buena presencia para un estudio de arquitectura. Tal búsqueda se inscribe en la cada vez más extendida manera de trato directo entre quien propone un puesto laboral y sus postulantes utilizando las redes sociales.

Captura de pantalla de 2019-04-05 11-30-06Lo que era un aviso más, que cobra valor solo para quienes están interesados en la propuesta, en la habitual maraña de comentarios políticos, noticias y algo de humor de Twitter, se transformó en un foro de sospechas, acusaciones y sensaciones de discriminación por parte de algunas personas.

Buena presencia, ¿qué implica?

Una persona publicó, preguntando, si el buena presencia implicaba tener senos y mostrarlos de manera prolija. Otra, agregó su certeza en cuanto a que “…si no tenían 90 – 60 – 90 no las llamarían para una entrevista”, siguiendo una retahíla de acusaciones y sospechas sobre la verdadera identidad del autor. El sorprendido hombre, y por el tono también se infiere que molesto, publicó su descargo:

Captura de pantalla de 2019-04-05 12-06-38

 El largo hilo de intercambios a partir de la propuesta llamó la atención de muchos “twiteros” que no dudaron en intervenir criticando a las denunciantes desde la ironía, y también, en algunos casos, desde la agresión verbal. En la mayoría primó el sentido común, de resaltar que era una propuesta de trabajo sin nada en particular.

Captura de pantalla de 2019-04-05 12-08-30

De mal en peor

Sin embargo, la efervescencia de los intercambios y algunas deducciones sobre que el autor no quería personas obesas, le hizo cometer un error grosero al argumentar que sus dos secretarias anteriores habían sido gordas y lo atacaron sin piedad. A esta altura, la situación se tornaba aún más complicada. De hecho, Diana Maffía, Directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, intervino para preguntar si en lugar de secretaria podía ser un secretario. Dos días después de haber publicado la propuesta, las discusiones seguían. El tema finaliza, ¿finaliza? de la siguiente manera:

Captura de pantalla de 2019-04-05 12-41-18

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X