Inquietud: Imágenes muestran un ternero con rasgos humanoides

Las particularidades se encontrarían en su cabeza y rostro.

Guía de: Argentina

3094497w1033

Foto: La Nación.

De acuerdo a lo informado por medios locales del norte santafesino (RadioM; LT10; LT9), en un propiedad situada en el norte de Santa Fe, habría nacido un ternero con extrañas particularidades en su cabeza y rostro.

En redes sociales muestran el video y afirman que su rostro es casi humano, aunque el resto del cuerpo es normal para un ternero. Según puede observarse en las imágenes el animal, que en apariencia pertenecería a a la raza bovina Hereford, tiene pelo blanco en la cabeza y malformaciones en el rostro que lo hacen similar al de un humano, debido al hocico corto del animal, la disposición de los ojos y de la boca.

No se ha podido confirmar que el ternero haya nacido en el Paraje La Reserva, cerca de Villa Ana, en el norte de Santa Fe (si bien algunos medios así lo expresaron).

Tratando de aportar una visión científica al presunto hecho, el diario Reconquista Hoy, de Santa Fe, consultó con el genetista Nicolás Magnano, quien trabaja en el único laboratorio de análisis genéticos del norte santafesino, sobre los motivos de tal situación.

El profesional explicó, luego de ver las imágenes, que: “Es una mutación genética lo que hace que un animal se vea distinto a la raza, como el ternero que fue noticia este 06 de septiembre de 2019 porque muchos le ven “cara de hombre”.

La mutación de algunos genes produce una malformación a la que le encontramos un parecido con otra cosa”. Luego agregó: “Mutación es el cambio en la secuencia de un nucleótido o en la organización del ADN de un ser vivo, ​ que produce una variación en las características de este y que no necesariamente se transmite a la descendencia. Se presenta de manera espontánea y súbita o por la acción de mutágenos, agentes físicos, químicos o biológicos que alteran o cambian la información genética”.

 

No hubo intervención humana

Preguntado sobre si pudo haberse tratado de un caso de nacimiento luego de zoofilia, el profesional fue taxativo: “Es imposible que eso (zoofilia) engendre vida entre un humano y un animal, no se puede dar que un humano engendre con un animal, aunque exista el sexo del hombre con el animal”.

Lo complejo de explicar el tema genético fue resuelto por Magnano en forma sencilla: “Los humanos tenemos 46 cromosomas, 23 que nos da mamá y 23 que nos da papá. Para formar semen o formar óvulos son 23 cromosomas. La vaca tiene otro número de cromosomas y ese cruzamiento genera una célula inviable. En el cromosoma uno nosotros tenemos información que no está en el cromosoma uno de la vaca, entonces no se da la posibilidad de engendrar células”. Luego reafirmó: “Si bien los humanos nos sentimos muy diferentes a una vaca, nuestros ADN son más del 90% igual, porque los dos somos mamíferos, y más del 99% igual con el Chimpancé, pero no se puede engendrar vida. Un hombre no puede generar cría con un mona”.

Nicolás Magnano, hasta el momento única voz oficial en esta caso, concluyó que: “lo que el común de la gente piensa es que si dos animales se juntan puede salir un hijo con la mitad de cada uno, eso es más una idea de ciencia ficción que otra cosa; pero hay cruces posibles y el más conocido es entre una yegua y un burro, del que nace la mula, que es un animal infértil. Eso se da porque hay un desbalance cromosómico.

No está claro, aún Debe señalarse que hasta el momento, y pese a que se señaló que el lugar sería el Paraje La Reserva, cercano a Villa Ana, en el departamento General Obligado, no hay confirmación fehaciente. En el laboratorio de análisis genético del norte santafesino no se ha recibido hasta el momento ni muestras ni solicitud de estudio. Si bien las imágenes son elocuentes en cuanto a la malformación y que el ternero está muerto, se espera la palabra oficial de las autoridades.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X