Islas Malvinas: Presidente Mujica sugiere invadirlas con mujeres

Medios argentinos aseguran Chile y Brasil prestan apoyo logístico a militares británicos, lo cual fue tajantemente desmentido.

Guía de: Argentina

Islas Malvinas. This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

Islas Malvinas. This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

El Presidente de Uruguay José “Pepe” Mujica propuso a los argentinos realizar una “invasión a cobija” para recuperar las islas. La propuesta, más allá del habitual estilo coloquial de mandatario uruguayo, estaba referida a estrechar los vínculos socio culturales con los habitantes de las islas. “Habría que invadirlos con colchones y almohadas”, expresó al medio Miradas al Sur. “Ese partido (por el conflicto por las islas entre Gran Bretaña y Argentina) habría que ganarlo con las mujeres, cruzarse, casarse y todo eso”, completó.

Una actualidad mucho más compleja

Sin embargo, la realidad pareciera ser mucho más compleja que la simplicidad popular de Don José Mujica. El ex vicecanciller durante el gobierno de Carlos Menem (década de 1990) Andrés Cisneros, afirma en su reciente libro Apuntes para una política exterior post kirchnerista, que existen fuertes presunciones sobre que buques de países vecinos de la Argentina estarían abasteciendo en alta mar a barcos militares británicos. Incluso, agrega, que se habría vuelto a permitir que aviones militares británicos hagan escala en aeropuertos militares de la región.

Según señala el siempre bien informado periodista Martín Dinatale, del diario La Nación de Buenos Aires en su columna de hoy 1 de diciembre, “fuentes calificadas de la Cancillería y del Ministerio de Defensa admitieron a La Nación que hay un velado apoyo logístico de Brasil y Chile a militares británicos”. El reabastecimiento de combustible, reparaciones en alta mar o la provisión de equipamiento serían parte de ese apoyo. Países como Perú, Colombia y Uruguay también prestarían colaboración, agregó Dinatale, citando foros online militares británicos y especialistas latinoamericanos sin identificar.

Realizadas las consultas pertinentes, los ministerios de defensa de Brasil y Chile negaron enfáticamente esas versiones. Agregando desde Chile que las embarcaciones oficiales británicas tienen vedado el uso de los puertos chilenos de Punta Arenas, Puerto Montt y Talcahuano. No así en los puertos del norte del país, aclararon, donde se requiere de una previa autorización de la cancillería chilena. Por su parte, el embajador chileno en Buenos Aires Marcelo Díaz agregó; “La relación entre la Argentina y Chile es de mutuo respeto y diálogo permanente, por lo que adherimos al acuerdo de la Unasur que impide el apoyo a barcos apostados en Malvinas”.

Gestiones para salir del cerco

Un tanto ajenos a los vericuetos de la política latinoamericana, las autoridades de las Islas Malvinas insisten en su política de acercamiento con los vecinos de Argentina. En septiembre pasado, enviaron una carta al Parlamento del Mercosur (Parlasur) pidiendo ser recibidos para exponer su posición. En la reciente sesión del 11 de noviembre, el Parlasur rechazó esa posibilidad.

De todas maneras, se conocen contactos oficiales con legisladores uruguayos donde se habría conversado sobre diversas opciones de intercambio, vinculación y cooperación en varias áreas como construcción, pesca y petróleo, entre otros. Recordemos que Uruguay es absolutamente dependiente de la provisión de petróleo por terceros países. Sin embargo, José Mujica desechó públicamente el intento. Unos meses después, propuso invadir las islas con “colchones y almohadas”. Avatares de la política latinoamericana.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X