Juez federal solicita retirar fueros parlamentarios de Cristina Kirchner: Arriesga entre 10 y 25 años de cárcel

Juez federal solicita que Cristina Fernández no asuma como senadora.

Guía de: Argentina

BJzYDq2xM_930x525

Foto de Cristina, durante la jura como senadora nacional hace dos días (05-12-2017). La Nación.

El juez federal Claudio Bonadío, dictó el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner. Solicitando, además, al Congreso de la Nación, que a la electa senadora le sean retirados los fueros parlamentarios a fin de interrogarla. En los fundamentos de la solicitud de desafuero se alegaría (aún no fue cursada al Congreso) que “puede entorpecer el curso de la investigación”, por lo que se presume que una vez interrogada podría dictarse su prisión preventiva. La figura penal de traición a la patria tiene una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de 25 años o reclusión perpetua.

La víspera del desenlace

Desde anoche se conocía una probable resolución del juez Bonadío, en torno a la causa AMIA (voladura de la mutual judía en Buenos Aires con 85 muertos y más de 300 heridos). Es la misma causa que estaba investigando el fiscal Alberto Nisman, asesinado en la noche anterior a su presentación ante el Congreso de la Nación. En esa causa se acusaba a varios entonces altos funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner y a ella misma bajo el cargo de traición a la patria, entre otros. La primera detención se produjo en la ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz. En horas de la madrugada se procedió a la detención del ex secretario Legal y Técnico del kirchnerismo Carlos Zannini. 

En horas posteriores se detuvo a Luis D’Elía, y al lobbista iraní Yussuf Khalil. Se le concedió prisión domiciliaria al ex canciller Héctor Timerman, por motivo de su estado de salud, y se busca al activista Fernando Esteche. Se esperan nuevas detenciones en las próximas horas. De manera extraoficial se mencionan al menos diez allanamientos a producirse durante el día.cristina-kirchner-delia-zannini-esteche

La denuncia original

La primera mención sobre un pacto secreto entre las autoridades de la República Islámica de Irán (acusada del atentado a la AMIA) y el gobierno de Cristina Kirchner, a través del ex canciller Héctor Timermam, fue del periodista José Eliaschev. Al hacer público el pacto se le denostó ferozmente por parte de las autoridades de entonces, y se le expulsó de su programa de radio. La denuncia fue oficializada por algunas de las autoridades de la mutual judía, pero quedó perdida en algún cajón de tribunales. Posteriormente, el fiscal federal Alberto Nisman, retomó el caso y acumuló nuevas pruebas al punto de elaborar una denuncia que incluía a la entonces presidente Cristina Fernández de kirchner, como responsable directa del encubrimiento de los presuntos autores iraníes.

caratula-de-la-denuncia-de-nisman-contra-timerman-y-cristina-0120-g1

La noche anterior a su presentación, ante una Comisión del Congreso de la Nación, Nisman apareció muerto en circunstancias muy sospechosas. Posteriormente, las pericias indicaron que había sido asesinado por profesionales. En enero de 2015, Alberto Nisman, antes de morir, había denunciado a Cristina Kirchner, a Héctor Timerman, a Luis D’Elía, a Fernando Esteche y a Andrés “Cuervo” Larroque de encubrir el atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum con Irán. El plan era “fabricar la inocencia” de los iraníes acusados por el atentado de 1994 y así obtener acuerdos comerciales que incluyeran el intercambio de granos y carne por energía.

En 2017, luego de que la causa corriera riesgo de cerrarse para siempre, los jueces de  la Cámara de Casación Penal Gustavo Hornos y Mariano Borinsky la reabrieron y le dieron un nuevo impulso, que llevó a que el fiscal Gerardo Pollicita, a cargo de la causa, junto con el juez Claudio Bonadio, pidieron la imputación de Julio De Vido, Oscar Parrilli, Carlos Zannini y Angelina Abbona.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X