La masacre del kilómetro 320: Camión con vacas volcó y los vecinos las faenaron a cuchillo

Volvió a ocurrir: volcó camión que transportaba vacas y los vecinos se las comieron.

Guía de: Argentina

Vecinos faenaron vacas

Foto Juan José García. Clarín.

“Ya estamos. Terminamos”, respondió el hombre. Mantenía aún en su mano el cuchillo desde el cual se escurría la sangre cayendo en gruesas gotas sobre la tierra.  No había ferocidad en la mirada de aquel hombre, arrodillado entre cuajarones oscuros y los restos del descuartizamiento. El gendarme se detuvo a unos pasos. Ambos hombres quedaron frente a frente. Durante un instante se mantuvieron en tenso silencio hasta que el gendarme deslizó su mano a la cintura sin quitar la vista del descuartizador. Tomó el handy, lo llevó cerca de sus labios y casi mordiendo las palabras anunció: “La zona está despejada”. Ya se podía habilitar la calzada. Lo anterior es una recreación libre del momento que marcó el final de la masacre del kilómetro 320.

ADVERTENCIA: LAS IMÁGENES PUEDEN RESULTAR PERTURBADORAS

Cerca de la 1:30 de la helada y neblinosa madrugada de Roldán, localidad cercana al sangriento suceso, un camión jaula transportando ganado en pie volcó sobre la ruta que une las ciudades de Córdoba y Carcaraña, en Santa Fe.  “Mordí la banquina y volqué. Quedó toda la carga dada vuelta, un desastre”, explicó el chofer a los policías que llegaron al lugar. En derredor se desarrollaba una escena que bien podría calificarse de dantesca, decenas de chacareros que habían surgido de la nada blandiendo cuchillos, sierras y bolsas se abocaban a aliviar la pena de los animales heridos. El camión transportaba 55 terneros con destino al frigorífico de Carcaraña, 15 de los cuales no sobrevivieron al accidente.

La policía cortó el tránsito y el personal de apoyo logró reagrupar los vacunos sobrevivientes y cargarlos en otro camión. Una grúa retiró el camión siniestrado y dejaron un gendarme al cuidado de los animales muertos, que serían retirados más tarde. Entonces sucedió lo casi inenarrable; llegaron personas enarbolando cuchillos para realizar una faena a cielo abierto. El gendarme, viendo la determinación y superioridad numérica de los chacareros, decidió sabiamente retirarse a prudencial distancia. Cuando terminó la orgía de sangre y aspiraciones de pantagruélicos asados, pucheros y milanesas a granel, y gratis, anunciaron al gendarme:  “Ya estamos. Terminamos”.   El tránsito se normalizó a las 11.40.

Vecinos faenaron vacas

Foto Infobae.

Vecinos faenaron vacas

Foto: Infobae.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X