Ladrón entra a robar a vivienda y el atraco tiene horroroso final para el delincuente

Nada será lo mismo para el delincuente tras el terrible hallazgo que hizo al interior de la casa.

Guía de: Argentina

Foto La Gaceta.

Terribles consecuencias tuvo un ladrón que ingresó por los techos de una vivienda del barrio La Costanera de San Miguel de Tucumán, a 1.200 kilómetros al norte de Buenos Aires, Argentina. El hecho ocurrió el pasado 29 de diciembre y recién se dio a conocer esta semana. Aprovechando la ausencia de sus moradores, el individuo se introdujo escalando techos vecinos. Una vez dentro de la vivienda se encontró inesperadamente con un perro pitbull que lo atacó ferozmente ocasionándole serias heridas en cuello, piernas y brazos. El sujeto fue encontrado por los dueños de la casa, quienes llamaron inmediatamente a la policía y al servicio de emergencias médicas por la gran cantidad de sangre que había perdido el ahora aterrado ladrón.

“Fue un milagro que se salvara” (fuente policial)

El individuo fue internado y los médicos comprobaron que la mordida más terrible había sido infligida en el brazo derecho, a la altura del codo. Los médicos intentaron salvarle el brazo, pero ayer viernes, (por eso recién se conoció la noticia), decidieron amputárselo. El ladrón de 25 años de edad se encuentra internado en el Hospital Padilla con custodia policial, ya que la fiscalía había ordenado su detención bajo el cargo de “tentativa de hurto con escalamiento”. Se informó que al recibir el alta médica será conducido a la comisaría 11º, donde quedará alojado a la espera de su lugar final de detención.

El ladrón recuperándose tras la amputación. Foto La Gaceta.

El temor y el hartazgo

El barrio está aterrado por la sucesión de robos y las posibles represalias de los delincuentes si son denunciados. Según el diario La Gaceta de Tucumán, los vecinos no quisieron dar detalles a la prensa por temor a las represalias. “Nadie le va a decir nada. ¿Quién va a querer que la familia del ladrón los agreda o les mate el perro?”  Sin embargo, una vecina comentó al cronista de La Gaceta que quiere vender su casa para irse a vivir a otro lugar. “No se puede vivir más así. Ya nos robaron más de 10 veces entre los asaltos y las veces que entraron a mi casa”. Otra persona comentó; “Sí, a mí me robaron en esos días, pero no tengo perro. Forzaron una reja con una barreta y se llevaron dos pares de zapatillas de mis hijos, dos tablets y unos $ 6.000” (unos 375 dólares). Todos coincidieron en señalar que la adicción al “paco” (detritos del procesamiento de la cocaína), es una de las principales causantes de los delitos que soporta el barrio tucumano.

Lugar del hecho. Foto La Gaceta.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X