Ley de menstruación: Diversas iniciativas buscan que gastos del ciclo femenino sean gratuitos

Campaña #MenstruAcción derivó en una serie proyectos que ahora se debatirán en el Parlamento.

Guía de: Argentina

Foto: Diario Uno de Entre Ríos.

“En Argentina las mujeres seguimos pagando una multa por menstruar”, consideró Agostina Mileo, comunicadora científica y miembro de la organización Economía Femini(s)ta.  Según la mencionada organización, una mujer necesita entre 700 y 1.200 pesos al año (unos 67 dólares) para comprar toallitas y tampones. Sus declaraciones se presentan en el marco de la demanda por la existencia de una “Ley de menstruación” que acoja todas las iniciativas que existan en Argentina sobre este sensible tema.

De qué se trata #MenstruAcción

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, entre las muchas propuestas y exigencias de las organizaciones feministas fue presentada la iniciativa #MenstruAcción. Consideran que la sociedad estigmatiza la menstruación porque en tal estado son muchas las que deben faltar al trabajo o a las instituciones educativas. Por su parte, el Banco Mundial señaló que a nivel global se pierden entre el 10 y el 20% de los días de clase por causas relacionadas con la falta de acceso a elementos para la higiene menstrual. Además, indican en Economía Femini(s)ta, que las mujeres se ven marginadas o señaladas si se llegaran a manchar -agregando- que si ellas dan muestras de nerviosidad de inmediato se les señala “está así porque le vino la menstruación”.

Razones económicas

Se estima que alrededor de diez millones de mujeres menstrúan cada mes en el país. Tras la iniciativa  #MenstruAcción, varios frentes políticos acogieron las demandas presentadas y dieron forma al menos a cuatro proyectos de ley y, además, a una ordenanza municipal con el objetivo de que fueron reconocidas por el Estado y vayan en beneficio directo de las mujeres que menstrúan.

Una de esas iniciativas propone una ley de eliminación del IVA (Impuesto al Valor Agregado) en los productos de higiene íntima femenina. Otra propuesta es la de eximir directamente del gasto en higiene íntima a personas de bajos recursos a través de la provisión por parte del Estado, dado que esos 67 dólares anuales representan una parte significativa en sus ingresos.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), casi un 30% de la población se encuentra bajo la línea de pobreza. En tal sentido, también se propone la entrega gratuita de productos para la gestión de la menstruación en cárceles, escuelas y hospitales nacionales.

Según señala el diario La Nación, “la iniciativa (tendiente a dar forma a una Ley de Menstruación) llegó al Congreso en forma de proyecto de ley. Propone la provisión gratuita de artículos de higiene menstrual en escuelas, universidades, comedores, cárceles, espacios comunitarios y refugios para personas en situación de calle y la quita del IVA para que sean considerados lo que realmente son: artículos de primera necesidad cuyo acceso debería ser gratuito e irrestricto”.

Victoria Donda, diputada del Movimiento de Libres del Sur, se hizo eco de este reclamo y presentó una iniciativa en conjunto con la organización Economía Femini(s)ta. La Nación refiere que todavía no se ha tratado el tema en comisión, pero la diputada Donda abordó cuáles serían los alcances: “En caso de aprobarse, evidentemente las mujeres incurriríamos en un gasto de salud menos que alivianaría la economía cotidiana. Esto se cristaliza aún más si, por ejemplo, tenemos en cuenta que antes de la presentación del proyecto los elementos de gestión menstrual no formaban parte del programa de precios cuidados como si lo hacían, a modo de ejemplo, el shampoo o desodorante”.

 Higiene y salud

Recientemente, en Escocia, se dispuso la entrega de tampones y toallitas a personas de bajos recursos a fin de posibilitar que sobrelleven su período femenino de manera higiénica y saludable. Previamente, en la radio de la BBC de Escocia, se había mencionado que  muchas mujeres utilizaban medias, papel higiénico e incluso diarios por no poder acceder a los métodos adecuados y estas prácticas poco sanitarias aumentan el riesgo de infecciones del cuello de útero e infertilidad. Al mismo tiempo que se tramitan las distintas propuestas legislativas se difunden diversos métodos económicos para la higiene y cuidados menstruales como la copa menstrual o las toallitas reutilizables.

Toallas reutilizables. Foto MercadoLibre México

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X