Libreros argentinos en pie de guerra: Llaman a quemar libros y se niegan a vender otros

Los dueños de las librerías decidieron poner en marcha su propio sistema de protestas.

Guía de: Argentina

Selección_230

Todo comenzó luego que una escritora declarara ante la Justicia que desde el gobierno le ofrecieron vacunarse en el ya tristemente célebre “Vacunatorio Vip”, por el cual fue obligado a renunciar el exministro de Salud.

La escritora y filósofa, Beatriz Sarlo, de posiciones muy afines con el Gobierno, declaró citada por la Justicia que la esposa del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, la había invitado a recibir la vacuna fuera de protocolo. De inmediato, partidarios gubernamentales atacaron con ferocidad en medios de comunicación y redes sociales a la citada intelectual.

Pasado el mediodía, y pasando también una delgada línea roja, una librería convocó desde su cuenta de Twitter a quemar los libros de Sarlo:  “Hoy 5 pm quemamos los libros de Sarl@ en vivo (creo que tengo uno). Harta de esta señora. Que se atraganten en su mala leche”.

La convocatoria mereció el comentario del director de cine y TV Juan José Campanella: “En Kokoro Libros te atienden con camisa negra (alusión a la vestimenta fascista). La pregunta es si el kirchnerismo creó a estos fascistas o simplemente los reclutó. ¿O las dos cosas?”. La librería luego borró el tuit.

Selección_227

Captura de pantalla.

Libreros se niegan a vender libros

Al día siguiente, se anunció el lanzamiento del libro del expresidente Mauricio Macri “Primer Tiempo”. Se lo presentó como una búsqueda de “renovar el compromiso” con sus votantes pensando en las próximas elecciones presidenciales de 2023. Tomando una metáfora del fútbol -Macri fue un exitoso presidente del Club Boca Juniors- afirmó en redes sociales: “Terminó el primer tiempo, pero el partido continúa. Y ganarlo depende de todos”.

Bastó ese anuncio para terminar de enervar a los libreros argentinos que declararon públicamente que no ofrecerían ni venderían ese libro porque contradecía sus ideas políticas.  De esta manera se expresó la librería Sudestada (una de las librerías involucradas) anunciando que se negaba a comercializar el libro “Primer Tiempo” y llamaba a realizar un #Tomatazo contra la publicación.

Selección_229La librería Céspedes, anunció con evidente placer que había decidido no pedir ejemplares del libro: “Qué libre se siente poder decir ‘Por favor no nos envíen ese libro, pues no lo pondremos a la venta’”, compartió la librera. Tampoco estará en la librería En el Viento, del barrio de Belgrano. “No lo vamos a vender”, confirmaron al diario La Nación. La mayoría de librerías consultadas dijeron no disponer del libro y no saber si lo tendrían próximamente.

Las reacciones no demoraron ante tales actitudes que vulneran la libertad de expresión, aunque debe reconocerse que ejercen la libertad de empresa, la misma que paradójicamente cuestionan los autores preferidos por esos mismos libreros. Es así que en la medida que una librería anunciaba o respondía a un pedido concreto en forma negativa, en redes sociales pasaba automáticamente a integrar una lista virtual de “dónde no comprar jamás un libro“.

Debe señalarse que la tirada promedio de un libro en la Argentina no supera los dos mil ejemplares, excepto cuando se trata de un best seller; en ese caso, las editoriales se arriesgan a imprimir diez mil ejemplares. El accionar de la mayoría de los libreros de Buenos Aires hizo que se perdieran la venta de los primeros 25 mil ejemplares que se agotaron en pocas horas. La segunda edición de 30 mil ejemplares se encamina a agotarse en pocos días mediante la venta a través de Mercado Libre.

Selección_221

La publicación de la editorial Sudestada es una de las varias que anunciaron que no venderán el libro de Mauricio Macri.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios