Los argentinos le pierden el temor al Covid-19: Menos de la mitad aceptaría vacunarse

Un 45% de los encuestados afirmó que aceptaría vacunarse con cualquiera de las vacunas contra el Covid-19.

Guía de: Argentina

Selección_018

Foto: Reuters.

Un reciente informe de la Consultora de Opinión Pública Giacobbe y Asociados sobre 2.500 casos, expuso que un cuarto de los entrevistados (25%) no siente nada de temor a infectarse con el Covid-19, y casi un tercio (28%) aseguró que no se vacunará contra el virus.  Al comenzar la pandemia, un 14,8% afirmaba no temer a contraer Covid-19. Luego de seis meses de cuarentena casi se duplicó la cantidad de personas que expresan no temer al contagio.

Selección_016

También fueron consultados sobre si aceptarían inmunizarse contra el Covid-19, y solamente el 45% respondió que lo haría, donde un 5,7% solo aceptaría la vacuna de origen ruso y el 20,6% solo la vacuna de Oxford – AstraZeneca. Además, casi un tercio de los entrevistados (28%) afirmó que no se vacunaría. Ambos desarrollos recibieron la conformidad del gobierno argentino que ya reservó 3 millones de dosis de la vacuna rusa y 22 millones de Oxford – AstraZeneca.

En sentido similar, una encuesta de Gallup señala que una de cada tres personas en Estados Unidos es reacia a vacunarse, aún si fuera sin costo. Un 35% afirmó que no se vacunaría. Porcentaje similar al de otros países.

Selección_014

La ideología y el miedo

El trabajo de la consultora permite descubrir que el temor ante el Covid-19 también estaría relacionado con la ideología profesada. Según explica Jorge Giacobbe, en la página 14 del informe, entre los partidarios del kirchnerismo el miedo total afecta al 57,3%, y entre el resto del peronismo al 30,9%. Las personas que menos le temen al virus se identifican como independientes y/o apolíticos, un 12,4%, y entre adherentes a fuerzas políticas de menor cuantía el miedo es menor, 7,2%. De los partidarios del expresidente Mauricio Macri solo se sienten muy atemorizados el 15,7%.

Temor a los efectos colaterales

La novedad del “on hold” (pausa) de la fase 3 en el ensayo clínico de la vacuna de la Universidad de Oxford, puso en atención del público que los desarrollos actuales son vacunas experimentales en proceso de validación.

La causa para pausar el desarrollo habría sido la sospecha de una grave reacción adversa en uno de los participantes sobre 30 mil personas que integran la prueba. Según informó el diario norteamericano The New York Times, la enfermedad que sufrió una persona que formaba parte del ensayo fue mielitis transversa.

De acuerdo a lo informado por el National Institute of Neurological Disorders and Stroke, de Estados Unidos: “la mielitis transversa es un trastorno neurológico causado por inflamación en ambos lados de un nivel, o segmento de la médula espinal. (…) Los ataques de inflamación pueden dañar o destruir la mielina, la sustancia grasa aislante que cubre las fibras celulares nerviosas. Este daño causa cicatrices en el sistema nervioso que interrumpen las comunicaciones entre los nervios de la médula espinal y el resto del cuerpo”.

El detallado informe señala que: “Los síntomas de mielitis transversa incluyen una pérdida de función de la médula espinal durante varias horas a varias semanas.  Lo que generalmente comienza como el inicio súbito de dolor en la zona lumbar, debilidad muscular, o sensaciones anormales en los dedos de los pies y los pies puede progresar rápidamente a síntomas más graves, que incluyen parálisis, retención urinaria y pérdida del control intestinal”.

Incógnitas a futuro

Si bien aún no existen certezas en cuanto a si efectivamente la enfermedad fue producto de la vacuna, existe evidencia de que los hipotéticos efectos colaterales representan el mayor temor. Según comenta la periodista Adriana Amado, un informe de la consultora Ipsos demuestra la existencia en todos los países de un sentimiento de aprehensión hacia los posibles efectos colaterales de las primeras vacunas que se pongan a disposición del público.

El gráfico siguiente indica en la primera columna el porcentaje de temor a los efectos secundarios por país. En el caso de Argentina un 41% expone su temor a efectos secundarios y un 17% cree que no será efectiva.

Selección_020

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios