Mujeres denuncian ataques con “burundanga” en buses: Fines sexuales y también robos

En las últimas semanas crecieron las denuncias por ataques con la droga popularmente conocida como "burundanga". Infórmese.

Guía de: Argentina

Foto Diario Crónica.

Se produjo un nuevo ataque con la droga “Burundanga” en el transporte público de Buenos Aires. La última denuncia fue de una mujer a la que le robaron un portafolio luego de ser dormida durante 20 minutos. Según relató la víctima a la policía, subió a un colectivo de la línea 60 en el centro porteño y se sentó en uno de los últimos asientos, del lado de la ventanilla. En esas circunstancias -relata- una mujer con un muy fuerte perfume se sentó a su lado apoyándole como al descuido una mano sobre la suya. Se despertó 20 minutos después con un fuerte mareo y sin el portafolio que portaba. “Los policías me dijeron que me aplicaron “burundanga”. Traten de no sentarse en asientos de a dos, lado ventanilla y menos llevar documentos y cosas que no puedan reponer cuando viajen en colectivo”, relató la víctima al Diario Popular. “No tenía pensado divulgarlo. Pero creo que es necesario denunciar para que las personas estén prevenidas. Aún más la gente mayor”, culminó la mujer.

Fotografía Diario Popular

Ola de ataques con “burundanga”

No fue el único ataque con esa droga. Días atrás cuatro alumnas de un colegio de la localidad de Luján, a 50 kilómetros de Buenos Aires, viajando en un colectivo de la línea 57, afirmaron haberse sentido muy mal luego de ser tocadas por desconocidos. Cabe mencionar que la mayoría de estos ataques no se denuncian o no se menciona el detalle del súbito adormecimiento aunque algunos casos resultan muy impactantes. Por ejemplo, en enero pasado, una joven de 19 años denunció que en una fiesta privada un desconocido le ofreció un trago y no recordar nada más. Cuando despertó, dentro de un vehículo estacionado y semi desnuda, el hombre le avisó que el preservativo había quedado dentro de ella. Sin embargo, la joven encontró dos preservativos, y cuando fue revisada por médicos legistas dictaminaron que pudo haber sido violada por al menos diez personas. “Fue a la fiesta con un amigo y conocieron a un hombre con el se pusieron a tomar algo; desde ese momento no recuerda nada”, relató su hermana al Diario Crónica.

Captura publicada por la supuesta víctima en las redes sociales. La mujer que aparece en la foto fue demorada por la policía.

También en el transporte subterráneo

Una joven utilizó su cuenta de Facebook para denunciar haber sido drogada con una extraña sustancia en la Línea E de subtes. Según el relato, un niño pordiosero, por indicación de una mujer que lo controlaba, le entregó un cartón con hebillas para el pelo. Apenas lo tocó comenzó a sentirse mal. En este caso no se conoce si se efectuó denuncia policial, pero todo indicaría que el cartón estaría embebido con la conocida droga “burundanga” que produce un efecto narcótico al momento de establecer contacto con la víctima. Relata que los pasajeros se alertaron por la situación y avisaron a los efectivos policiales que detuvieron a la presunta autora. La policía sospecha que existirían varias bandas que utilizarían esa potente droga para cometer delitos.

Captura del Facebook de la denunciante.

Todo podría ser fantasía popular

A pesar de las decenas de casos denunciados la ciencia desmiente que una droga pueda actuar con la rapidez que le atribuyen a la escopolamina, tal es el nombre científico de la “burundanga”. Carlos Damín, director de Toxicología del Hospital Fernández, explica que tiene uso oftalmológico y que viene en polvo, gotas o ampollas, pero agrega: “No existe sustancia que espolvoreada genere un efecto inmediato”. Se necesita de un determinado tiempo para que la droga produzca efecto. A modo de ejemplo, las llamadas “Viudas negras”, mujeres que drogan a hombres para robarles en sus domicilios, utilizan la droga en gotas que incorporan a la bebida de la víctima. En esos casos, siempre es necesario que pase un largo rato que los hombres comiencen a adormecerse. “Produce un cuadro sintomático que puede ser aprovechado por los delincuentes, pues causa mareos, presión en el cuello, más presión cardíaca, boca pastosa, sensación de ahogo, desorientación y, dependiendo de la dosis ingerida, puede generar alucinaciones”, concluyó.

Una fuente policial consultada por este cronista, afirmó que en un porcentaje alto de los casos denunciados, las supuestas víctimas podrían estar “utilizando” el mito de la “burundanga” para justificar descuidos propios, situaciones vergonzosas o muy comprometidas a nivel personal.  La droga existe y es utilizada para vulnerar la voluntad de las víctimas -acepta- pero su efecto no es instantáneo como se relata en las denuncias.  Es muy utilizada en la “noche” porteña para “ablandar” la voluntad de las chicas -y agrega algo muy inquietante- las chicas no saben ni se acuerdan de lo que hicieron bajo sus efectos hasta que les muestran fotos y videos.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X