Mujeres se desnudan masivamente para protestar contra la violencia femicida

Un colectivo de mujeres protagonizó una vehemente e impactante protesta frente a la Casa de Gobierno, el Congreso y Tribunales.

Guía de: Argentina

Captura de Twitter

Una sorpresiva e impactante protesta protagonizó un numeroso grupo de mujeres en la tarde del 30 de mayo por lugares emblemáticos de Buenos Aires.  La acción denominada caravana “Femicidio es Genocidio”, se desarrolló frente a tres sitios emblemáticos y sedes de los tres poderes de la Nación: Casa Rosada (sede del Poder Ejecutivo), Palacio de los Tribunales (sede del Poder Judicial) y Congreso Nacional (sede del Poder Legislativo).

Captura de Twitter

A voz en cuello

La original y vehemente protesta consistió en desnudarse completamente al tiempo que gritaban consignas alusivas a la violencia machista y sucesión de hechos violentos y asesinatos contra mujeres. La agrupación que las reúne se denomina Fuerza Artística de Choque Comunicativo (F.A.C.C.). Tal agrupación se caracteriza por protagonizar acciones de alto impacto mediático a través de la exhibición militante de los cuerpos femeninos. Las manifestantes exigieron medidas urgentes contra la violencia de género, instando a las autoridades a una acción más concreta y efectiva en ese sentido.

Mujeres + Mujeres

Tales acciones, que pudieran ser interpretadas como actos desesperados para llamar la atención pública sobre la problemática de la Mujer, apuntan a movilizar la conciencia de los ciudadanos. Quizás pueda transformarse en punto de partida individual para cambiar actitudes fuertemente arraigadas en la cultura social. De todas maneras, es muy difícil que una acción que podría ser calificada por diferentes sectores sociales como extrema, incluso demasiado revulsiva, movilice a las grandes mayorías.

Las acciones de este tipo, en general son impactantes visualmente aunque de relativa efectividad en su cometido. Quizás promueva algún cambio individual, pero la historia reciente muestra que los cambios sociales llevan tiempo y necesitan de una confluencia de acciones, actitudes, persistencia y sentido común. Bastaría que ese despojarse de ropas pueda estimular a una actitud más solidaria entre las propias mujeres para que puedan crear redes propias de contención, comprensión y defensa. Es que una gran parte de las mujeres ha visualizado la protesta y sus fotos en redes sociales como objeto de su asombro, curiosidad, comentarios superficiales y críticas. De emprender un cambio, al parecer todavía no.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X