Nueva comparación con Chile complica al Presidente argentino: Embajador en Santiago tuvo que corregirlo

El embajador de Chile se vio obligado a rectificar las afirmaciones del Alberto Fernández sobre el manejo de la pandemia.

Guía de: Argentina

fafa

Presidente argentino, Alberto Fernández (Foto Franco Fafasuli)

Una nueva presentación del presidente argentino, Alberto Fernández, utilizando gráficos comparativos, presentó un nuevo error y roce diplomático con un país vecino.

Conferencia del sábado por la noche

La conferencia de prensa fue para informar que el gobierno extendía, nuevamente, la cuarentena. Esta vez será hasta el día 7 de junio, el presidente espetó en ella: “La cuarentena va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos no se mueran”. La dureza de sus apreciaciones para con quienes claman volver a trabajar resultó llamativa.

Entre los datos que aportó el presidente, para justificar la extensión de la cuarentena, hubo gráficos que mostraban una buena gestión sanitaria argentina en comparación con varios países, entre ellos Chile, con mayor cantidad de casos. Debe señalarse que la cuarentena argentina supera en extensión de tiempo a la que mantuvo la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia.

En el gráfico conflictivo se muestra la tasa de casos confirmados acumulados: por cada 100.000 habitantes, en el país hay 24.3 infectados. No se tuvo en cuenta a países europeos cuyas estadísticas de contagio vienen mermando: “están transitando otro proceso”, dijo Alberto Fernández. Pero comparó la cifra argentina con las de Estados Unidos (460.8), Chile (338.8), Brasil (323.6), México (145.9), Bolivia (44.4) y Perú (43.9), todos valores muy por encima de los locales: “Seguimos estando en una situación muy controlada”, sostuvo.

Este es el gráfico de referencia:

grafico

No tardó en llegar la corrección de datos por parte del embajador de Chile en Argentina, Nicolás Monckeberg Díaz, quien puntualizó poco después de culminada la conferencia de prensa, vía redes sociales, sobre el dato “erróneo” de comparación que mostró a la Argentina en mejor situación sanitaria que Chile.

1mon

En la respuesta del embajador, Monckeberg Díaz, quedó expuesto otro grosero “error” de los datos a los que apela el presidente argentino: “Como es evidente, el número de contagiados confirmados por cada país tiene directa relación con la cantidad de test aplicados.Chile, a la fecha, hace más de 17.500 por MM de habitantes, siendo el país con la tasa de diagnósticos más alta en la región”, expresó. “La tasa de letalidad mide el número de fallecidos en relación al total de contagiados. Chile tiene una de las tasas de letalidad más bajas del mundo (1%) como lo muestra el gráfico a continuación”

2mon

Los motivos de una cuarentena extensa 

Se plantea la situación de una cuarentena que se insiste en mostrar exitosa pero cuyos datos oficiales han sido severamente cuestionados desde su implementación. Ha quedado expuesto que Argentina no realiza suficientes test como para obtener información adecuada que permita llevar a cabo acciones sanitarias adecuadas. Toda incongruencia de datos o acciones es aplanada mediante cuarentena.

En la medida que se extiende la cuarentena obligatoria, crece también el fastidio de amplios sectores productivos por la transgresión a las normas constitucionales, las restricciones de las libertades individuales, y la angustia por la debacle económica que ello implica. Desde sectores políticos opositores se afirma que las sucesivas extensiones de la cuarentena estarían relacionadas con la necesidad de establecer un férreo manejo autoritario de la población.

El contexto económico es de cientos de miles empleados autónomos y trabajadores independientes que ya llevan más de dos meses (desde el 19 de marzo) sin salir a trabajar para llevar el sustento a sus familias. Los pequeños negocios se ven obligados a cerrar ante la imposibilidad de trabajar con la consiguiente caída de ingresos e imposibilidad de solventar los costos fijos (alquileres, servicios, etc.). Las empresas chicas, medianas y grandes acordaron con el gobierno suspender a su personal pagando solo un porcentaje del 50 al 75% de los haberes, según el caso.

Se estima que el índice de pobreza a fin de junio habrá pasado del 30% a comienzo de año, al 45%. Es decir, la mitad de la población argentina bajo la línea estadística de pobreza. Es así que la situación social tiende a desbordarse, con conatos de desobediencia civil y resistencia, tal como ocurrió hace tres días en la provincia de Córdoba, donde comerciantes y empleados realizaron la Marcha de los Barbijos frente a la municipalidad pidiendo volver a trabajar. Mantener a los ciudadanos en sus domicilios sería una manera de intentar acotar dichos conflictos.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios