Nueva controversia: Gobierno argentino ahora cuestiona método sueco para enfrentar la pandemia

Una nueva controversia internacional se produjo cuando el presidente argentino se refirió de manera crítica al manejo de la pandemia por Suecia.

Guía de: Argentina

fernandez
Cada presentación televisiva del presidente argentino, Alberto Fernández, genera controversias por sus afirmaciones sobre el Covid-19 / coronavirus.

“…vamos a terminar como Suecia.”

Fernández acostumbra presentar las disposiciones de extensión de la cuarentena con una larga presentación de filminas donde se muestran datos que no siempre tienen el debido respaldo técnico.

Hace unos días se refirió a Chile como un país cuyas medidas de mitigación de los efectos de la pandemia no serían las más adecuadas, comparado sus datos con los de Argentina. Situación que hemos reflejado incluida la respuesta oficial del gobierno chileno. El pasado viernes, en el marco de anunciar una resistida extensión de la cuarentena de dos semanas, evitó mencionar a Chile pero la emprendió contra los datos de Suecia y Noruega.

El presidente Alberto Fernández puso el viernes pasado al país escandinavo como un ejemplo de lo que no hay que hacer, repasó sus estadísticas y fue muy crítico con sus resultados. Agregando que si Argentina hubiera tomado las mismas medidas que Suecia (no realizar cuarentena), el país tendría hoy 13 mil fallecidos contra los 320 que hasta el momento se registran oficialmente. Concluyó con una frase que se viralizó por lo incongruente: “Si abrimos la economía vamos a terminar como terminó Suecia“.

De inmediato la desafortunada frase se transformó en tendencia en redes sociales. Los comentarios abundaban en que terminar como Suecia era el sueño de la mayoría de la población. Al día siguiente un medio de comunicación sueco se refirió a los dichos de Fernández, a través de su corresponsal que cerró el artículo con la frase del presidente”Si abrimos la economía vamos a terminar como terminó Suecia” y exclamando: “¡Donde firmamos!”

suecia

La apreciación sobre Suecia, de Alberto Fernández, fue su manera de responder a las crecientes críticas y pedidos de levantar las restricciones de trabajo y circulación. Algunas críticas señalaban como positivo el modelo sueco de manejo de la crisis sanitaria:  “La verdad que lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, cuenta 3.175 muertos por el virus. Es menos de la cuarta parte de lo que la Argentina tiene. Si seguimos el ejemplo de Suecia, tendríamos 13 mil muertos”, dijo evidenciando molestia.

La respuesta sueca

Tres días después, el Gobierno de Suecia emitió un extenso comunicado explicativo de sus acciones para controlar la pandemia a través de su embajada en Buenos Aires. En una clara alusión a la comparación realizada por el presidente argentino Alberto Fernández, pero sin nombrarlo, dice: “Una parte importante de las medidas de prevención de Suecia consiste en proporcionar a los ciudadanos información confiable que los ayude a asumir la responsabilidad de su propia salud. La base de esto es la confianza mutua entre las autoridades estatales y los ciudadanos que se ha ido construyendo a través del tiempo.” Luego agrega: “En esta situación, es difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países”.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios