Para asombrarse: El helado más alto de Argentina y que sirven en Buenos Aires

Una heladería artesanal de Acassuso propone un colosal postre, que es publicitado como todo un récord a nivel nacional.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2020-11-05 10-37-57

Captura de pantalla.

Gimena Pepe Arias, cocinera profesional egresada del Colegio de Cocineros Gato Dumas y Técnica Superior en Gastronomía por la Escuela Superior de Hotelería, presenta el colosal helado que se sirve en Buenos Aires. De hecho, afirma que es el más alto del mundo y que es buscado en la localidad bonaerense de Acassuso por gourmets de todo el mundo que arriban a la Argentina. Para quienes acceden a este manjar veraniego, se suma el desafío de evitar que culmine en el piso.

Por dónde comenzar

Una de las claves para que se sostenga firme la aporta Sandra, hija del fundador y a cargo de la heladería: “Los de crema se estiran más que los de fruta, mientras que los que tienen agregados como nueces, almendras o galletitas, no estiran tanto, y a veces… ¡se caen!”, comenta. Luego, agrega misterio al señalar que uno de los secretos para que no se parta la cobertura de chocolate al morderlo es su fórmula exclusiva, patrimonio de la heladería.

Manos a la obra

Una vez servido el helado en la base del cucurucho tradicional, se suma otra porción y se lo da vuelta mientras se golpea levemente con movimientos ondulantes que estiran la copa. Enseguida, se lo sumerge en baño de chocolate y a continuación en un pozo frío a una temperatura entre -18° y -10 °.  Es habitual que los transeúntes se detengan a observar la habilidad de los maestros heladeros al confeccionar tan sorprendente presentación.  También es necesario contar con helado fresco y un buen chocolate, expresa Sandra, que es concluyente al afirmar: “Aquí el helado artesanal se fabrica todos los días y nunca está duro”.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios