Pasajera de tren sufre convulsiones y un hombre le realiza “exorcismo express”

El extraño episodio ocurrió en la línea Sarmiento de trenes urbanos de Buenos Aires.

Guía de: Argentina

Captura de pantalla de 2019-05-16 12-27-55

Captura de pantalla.

Una pasajera se sintió mal en el tren urbano. En lugar de una ambulancia apareció un “exorcista express” ante los sorprendidos pasajeros.

El episodio, casi irreal, ocurrió durante la mañana del miércoles 15 de mayo a bordo de una formación del tren urbano Sarmiento de Buenos Aires. De acuerdo a lo informado por el portal de noticias “Crónica”, mientras el tren circulaba entre las estaciones Floresta y Villa Luro, una pasajera de alrededor de 30 años de edad que viajaba sola comenzó a realizar movimientos y sonidos extraños para luego presentar un cuadro convulsivo.

Ante tal situación algunos pasajeros intentaron socorrerla. Sin embargo, quedaron absortos ante la aparición de un hombre con tonada extranjera que tomando la cabeza de la joven entre sus manos profirió conjuros y rezos para expulsar al demonio, que a su entender la poseía.

ADVERTENCIA: EL VIDEO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN RESULTAR PERTURBADORAS: 

Espectáculo dantesco

El hombre invocaba al Espíritu Santo y Jesucristo, intercalando imprecaciones no comprensibles por los azorados pasajeros. La mujer, en tanto, gritaba, tosía y salivaba: “Te vas y no vuelves más. Vamos, camina por la boca, sal por la boca”, “Déjala libre por la sangre de Cristo que tiene poder”, fueron algunas de las frases pronunciadas por el desconocido. En el clímax de la particular situación, una pasajera se acercó con una botella que al parecer contenía un líquido aceitoso para sumarse a la lucha contra el demonio.

Un pasajero manifestó a Crónica: “Estábamos todos sentados en el tren, como todos los días, cuando una joven comenzó a presentar síntomas que parecían ser convulsiones. Quisimos ayudarla pero de pronto apareció un hombre y la agarró.  No entendíamos qué estaba pasando. El hombre no dejó que nadie se meta. Le ponía la cabeza para abajo. Parecía que no quería que nadie la mire a los ojos. Si la mirábamos, algo malo podía pasar“.

El final fue tan particular como la situación previa, exorcista aficionado y pasajera poseída bajaron en la estación Villa Luro y se perdieron entre la multitud.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X