Pedófilo condenado y luego liberado muere atacado por familiares de sus víctimas: Intenso debate en Argentina

El hombre había sido condenado a 30 años de prisión, pero liberado a los cuatro años del proceso.

Guía de: Argentina

Foto Infobae.

El horror, la ira, la desesperación y la venganza, ¿pero y después?

Lo ocurrido con un pedófilo condenado a 30 años de cárcel, pero liberado luego de cumplir sólo cuatro años de la condena, obliga a poner especial atención en la creciente tendencia de “justicia por mano propia” y las terribles consecuencias que esto produce en víctimas y victimarios.

La condena

El profesor de música Marcelo Pecollo, fue encontrado culpable de violación sobre cinco de sus alumnos de entre tres y cinco años de edad. Durante el juicio se documentó un total de 18 casos de abuso por parte de esta persona contra distintos alumnos en los diversos colegios de la zona oeste de Buenos Aires donde ejercía su profesión. En diciembre de 2010, fue condenado a 30 años de cárcel por el Tribunal Oral Nº2 de Morón (Oeste de Buenos Aires). Más tarde, por la labor de sus abogados y con argumentos poco convincentes del Tribunal, fue liberado luego de cumplir sólo cuatro años de condena.

El concierto

La Pequeña Orquesta de Morón, se dedica a ejecutar música clásica y está vinculada al Conservatorio Alberto Ginastera, del que Pecollo era alumno regular. La Pequeña Orquesta de Morón es de habitual presencia en los eventos de la zona. Uno de sus veinte miembros era el trompetista Marcelo Pecollo, que llegara allí por recomendación del trompetista titular. El 30 de octubre de 2016, en la Catedral de Morón y en su tercer presentación junto a la orquesta, fue reconocido por algunas personas que comenzaron a rodearlo al grito de “Hay un pedófilo en el lugar”, según relató un testigo.

La barbarie

En segundos la protesta se convirtió en tumulto. Decenas de personas vistiendo remeras con la frase “Con los chicos, no”, rodearon al músico con insultos y golpeándole ferozmente. La ahora víctima intentó escapar pero fue acorralado por la ya enseguecida turba en un pasillo. Una persona intentó detener la barbarie pero fue superado por los agresores que golpeaban a Pecollo contra la pared. Cuando llegó la policía, la víctima yacía ensangrentado y los agresores habían huido.

Epílogo

Luego de un mes de agonía, Pecollo murió en el Hospital Güemes de Haedo a causa de las heridas en su cabeza que le provocaron un hematoma cerebral y posterior hemorragia. Ahora, la Justicia investiga y trata de identificar a los agresores. La carátula del expediente judicial era por “lesiones”, a partir de esta semana se convirtió en “homicidio”, con el agravante de ensañamiento y ataque en banda.

Reflexión

No se conoce si alguno de los agresores era padre de alguna de sus víctimas. De todas maneras, si lo hubieran sido y saciaron de esa manera su indignación y sed de justicia, ahora se han convertido en criminales. ¿Podemos conocer su opinión y si sería capaz de algo similar?

Turba sin Dios" de A Soria Ahedo

“Turba sin Dios”, cuadro de Francisco Soria Aedo.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X