Pescadores capturan uno de los impresionantes “monstruos de río” de Jeremy Wade

El río Paraná fue el escenario de la captura.

Guía de: Argentina

3171561h1080

Aficionados argentinos capturan uno de los monstruos de río, del célebre Jeremy Wade. Foto La Nación.

Un grupo de pescadores aficionados capturó este fin de semana en el río Paraná, una raya que pesó 153 kilos. El tamaño supera a la obtenida por el célebre biólogo, periodista y pescador profesional, Jeremy Wade, que asombra al mundo a través de los documentales “Monstruos de río” en Discovery Channel.

Monstruos de río

En septiembre de 2011, el programa “Monstruos de Río” arribó a la Argentina en búsqueda de una raya gigante que, según versiones, habría matado a dos niños y varios caballos. En el documental, Jeremy Wade logra capturar un ejemplar que pesó algo más de 125 kilos.

Ahora, los pescadores recreativos obtuvieron el gigantesco pez que pesó 153 kilos, en un lugar del río Paraná situado a 95 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Fe. Contaron a medios locales que tuvieron que luchar durante una hora para lograr sacar el animal del agua.

Las grandes y peligrosas rayas

Son peces clasificados como pertenecientes a la familia de los Potamotrygonidae (orden Myliobatiformes), conocidos popularmente como rayas o chuchos de río. Habita en casi todos los países de Sudamérica, menos en Chile. La mayoría de las especies de rayas de río son de color marrón o grisáceo. Algunas presentan distintivos manchados o moteados. Otra de las  especies es mayormente negra, con algunas manchas blancas.

Su cola está recubierta con escamas con puntas, a modo de dientes, y posee en el extremo distal un arpón o púa con el que puede herir de gravedad a quien por error o descuido la pise o moleste. La púa, o “chuza” tal como se la conoce en el Paraná, es filosa y aserrada, desgarrando la carne al salir. Suma un tóxico segregado por la púa, que si bien no es mortal, genera fuertes dolores e infección.

Zona de grandes piezas

En la región del Paraná Medio es habitual que se obtengan ejemplares de gran porte de estos peces. En octubre de 2011, se capturó un ejemplar de 144 kilos. Un año después, se obtuvo un ejemplar de 150 kilos, cerca de la ciudad de Victoria. Ya en 2013, en noviembre de ese año, se capturaron dos ejemplares de 115 y 155 kilos, respectivamente.

Las rayas son buscadas para aprovechar su carne, que dicen, es muy sabrosa. Del animal se aprovecha igual parte de las aletas y su carne se puede cocinar rebozada en milanesas, a la plancha, frita o guisada y servir acompañada de salsas y guarniciones de verduras.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X