“Polentazo”: Protestan ante el exceso de polenta en la dieta de los argentinos

Organizaciones de desocupados y piqueteros protestaron mediante un "Polentazo" en el centro de Buenos Aires.

Guía de: Argentina

EwxT85OWUAMJU42

Una curiosa protesta se realizó en el centro de Buenos Aires. Sus organizadores le denominaron “Polentazo” y estaba referida al exceso de polenta (harina de maíz) en la dieta de los sectores populares.

La heladera vacía

Sectores de izquierda y organizaciones de piqueteros y desocupados realizaron una manifestación ante la sede del Ministerio de Desarrollo Social para protestar por la excesiva inclusión de polenta en las entregas a comedores populares y bolsones de ayuda social.

Los manifestantes afirman representar a los sectores que están fuera del circuito del trabajo y que mayoritariamente viven de la ayuda social que aporta el Estado. Grandes sectores que se ilusionaron con consignas tales como “Vuelven las heladeras llenas en la casa de los argentinos” y “Asado para todos“, pero que hoy sobreviven mediante la concurrencia a “ollas populares” y comedores sociales. Una de las participantes de la protesta entrevistada por La Nación + expresó que “Los niños ven un plato de polenta y lloran”, graficando la saturación de ese cereal en la dieta diaria.

Ewzde3QXAAUk2TO

Mónica Sulle, una de las referentes de una de las organizaciones, explicó por qué decidieron hacer un “polentazo”: “Este Gobierno además de no mandar la comida como debe, las veces que nos ha mandado en la única vez que va del año, nos mató a polenta. Le preguntamos a los funcionarios si con polenta se vive”.

Otro de los dirigentes de la protesta, Eduardo Belliboni, explicó al diario La Nación que la situación que están viviendo en los barrios humildes es preocupante. “Desde noviembre del año pasado el Gobierno manda entre el 40% y 60% de polenta y sémola a los comedores”, dijo y agregó que “son pocos los productos” y que es escasa la cantidad de leche, aceite y latas de tomate que envían. Muchos de los que estaban ahí votaron a Fernández y hoy están defraudados”, aseguró el dirigente.

 

EwzdlRGXAAoAjJM

Por último, Belliboni señaló que el salario mínimo es den 22.000 pesos, pero la canasta básica cuesta 27 mil pesos. “Dijeron que era un Gobierno que venía a defender a los pobres y nosotros pensamos que es exactamente al revés“.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios