Presidenta Cristina Fernández complica a Macri con inéditos desaires ante pérdida del poder

La Presidente saliente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner, intenta imponer condiciones para la entrega de los atributos del poder en una puja casi infantil.

Guía de: Argentina

Cristina Fernández Macri

Bastón presidencial. Fuente Agencia Telam.

Todo indica que el nuevo presidente electo Mauricio Macri recibirá un país quebrado y con descomunales deudas internas y externas. Las reservas monetarias del Banco Central han casi desaparecido y se descubre recién un descomunal déficit cercano al 8% del PBI con provincias sin fondos con que pagar sueldos de diciembre y aguinaldos de fin de año. Se agrega un brutal aumento del empleo público, economía paralizada e índices alarmantes de pobreza e indigencia que en conjunto alcanzan al 40% de la población. A pesar del vergonzoso hecho de entregar un país quebrado y con enormes deudas con sus ciudadanos, una realidad a contramano del discurso oficial que insiste en hablar de una Argentina floreciente que no es posible ver en ningún lado, la Presidenta Cristina se empeña en una puja casi infantil por protagonizar el traspaso del mando.

Cristina Fernández Macri

Cristina Fernández. Foto La Nación.

Falta de consejos

El primer hecho se comprobó al recibir al presidente electo Macri en la residencia presidencial. Lo hizo esperar varios minutos en el vestíbulo y la reunión durante algo más de media hora fue definida por Mauricio Macri como que “no sirvió para nada”, según declaraciones públicas. Trascendió, aunque sin confirmación ya que la reunión fue a solas, que la presidenta saliente quería realizar un fastuoso acto donde ella fuera la estrella principal. Macri habría dicho que no. El desacuerdo inicial se prolonga y escala día a día. Sectores radicalizados del kirchnerismo están convocando a ocupar las dos plazas principales de la ciudad el próximo 10 de diciembre, día del traspaso del poder, con consignas contrarias al presidente electo. La Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada sede del gobierno, y la Plaza de los dos Congresos, frente al Congreso de la Nación.

Cristina Fernández Macri

Presidente argentino electo Mauricio Macri. Foto La Nación.

Atributos del poder

En ese contexto, ayer 3 de diciembre, desde el área de Presidencia, se amenazó de manera telefónica al orfebre que talla el bastón presidencial para que lo entregara de inmediato a las autoridades del kirchnerismo bajo pena de ser detenido. Más tarde, al hacerse pública la situación, le pidieron disculpas. Ocurre que la Presidenta saliente Cristina Fernández de Kirchner, se ha empeñado en que los atributos del poder deben ser entregados en el Congreso de la Nación, siendo que la historia y el protocolo indican que siempre se ha hecho la ceremonia en la Casa Rosada, sede del gobierno. Al extremo de emplazar a Mauricio Macri, a través del jefe de gabinete Aníbal Fernández, a que si no es de esa manera no lo recibirá de su mano, patético e inaudito.

Harto ya de estar harto

Ante tamaños desplantes, el nuevo presidente argentino Mauricio Macri ordenó que se realizara un operativo propio para garantizar el traspaso del poder en forma ordenada. De hecho, su jefe de gabinete Emilio Monzó, a cargo de negociar cierta lógica en todo esto, cansado declaró: “Pueden dejar el bastón y la banda presidencial en la Corte Suprema, y listo”. Además, ordenó que se distribuyeran las invitaciones de asistencia al acto y organizar un operativo de seguridad dirigido por la nueva ministra de seguridad Patricia Bullrich, con 2.500 efectivos pertenecientes a la Casa Militar, Policía Federal y Policía Metropolitana, que ya responden al nuevo presidente. Desde la organización de éste acto comentaron que importa poco qué hagan con el bastón y la banda presidencial, porque Mauricio Macri será presidente de Argentina desde la hora 0 del día 10 de diciembre próximo.

Cristina Fernández Macri

Casa Rosada, sede del gobierno argentino. Foto Walter Raymond.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X