“Rituales de fin de año” presentados con total sarcasmo para entender lo que vive Argentina

No son los rituales tradicionales, sino otros menos deseables los que se presentan hoy.

Guía de: Argentina

Brindis. Foto Eje Central.

Muchos conocen y practican los tradicionales rituales de buena suerte como el de comer doce uvas al dar las doce, barrer la casa sahumando con romero, bañarse en champán o utilizar ropa interior de determinados colores, entre tantos otros. En Argentina, algunas comunidades locales tienen sus propias costumbres y ritos para tentar a la buena fortuna, al amor u otras necesarias satisfacciones mundanas.

Para atraer el dinero

En la localidad de Florencia Varela, provincia de Buenos Aires, los nativos del barrio “El Bordó” acostumbran en vísperas de Nochebuena tentar a la buena fortuna -para ellos, mala fortuna para sus víctimas- esperando ocultos en una esquina a que pase un desprevenido transeúnte para despojarlo de sus pertenencias, e incluso de su vestimenta. A veces es necesario reiterar el ritual por lo insuficiente del botín.

ARCHI_3172501200x771

Captura de cámara de seguridad de la Policía Metropolitana. Asalto del tipo “piraña” en una esquina.

Para estimular la espiritualidad

En las zonas semi rurales al norte de Buenos Aires, en las festividades de Fin de Año, asaltantes despliegan una rara costumbre. Esperan a que los grupos familiares estén reunidos en derredor de la mesa para irrumpir de manera sorpresiva repitiendo “mantras sagrados” como “¡quietos, esto es un asalto!” y “¿dónde está la guita?”, al tiempo que esgrimen objetos de uso militar. La irrupción culmina con los comensales despojados, sin comida ni bebidas.

Para una relación duradera

Es sabido del anhelo femenino de poder relacionarse afectivamente con un hombre trabajador, responsable, amoroso y fiel. En los barrios de Belgrano y Palermo de Buenos Aires, durante las festividades de Fin de Año, se llevan a cabo con esa finalidad un “ritual encantador y seductor”. Consiste en libar en demasía para dejar atrás las inhibiciones y bailar de manera sugerente ritmos cadenciosos de moda que incluyan “perreo”. Dicen que prescindir de algunas prendas potencia el conjuro para que aparezca el elusivo Príncipe Azul.

Baile de Reggaeton. Musik.

Para atraer el trabajo

No se conocen rituales en este sentido. Se presume, que debido a ser ya varias las generaciones que no han podido practicar ocupación rentada alguna, se haya perdido la ancestral costumbre de vivir del trabajo propio, una lástima.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X