Rugbistas asesinan a golpes a un turista: Revelan nuevos detalles del crimen que enluta a Argentina

"Dale que lo vas a matar, vos podés", señaló haber escuchado de parte de los deportistas una testigo presente en el lugar.

Guía de: Argentina

“Es una práctica habitual golpear a uno entre varios”, expresó el apoderado legal del club de rugby donde jugaban los chicos integrantes de una patota que asesinó a un joven en el famoso balneario argentino de Villa Gesell.

argentina-rugbistas

Fernando Báez Sosa

El crimen fue cometido por un grupo de entre diez y once rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate a la salida de un club bailable en la madrugada del pasado sábado. La víctima, Fernando Báez Sosa, sufrió una feroz golpiza por varios de los involucrados por motivos del momento.

Pegar en el suelo

Báez Sosa -se comenta sin confirmación fehaciente que habría sido sin querer- habría manchado con vino la camisa de uno de los jóvenes. A partir de allí se desencadenaron los acontecimientos. Luego de increparlo con ferocidad le propinaron golpes y patadas en todo el cuerpo, incluso con Báez Sosa caído en el suelo.

El resultado fue un severo traumatismo de cráneo que le ocasionó la muerte, pese al intento de una joven de realizar los ejercicios de reanimación (RCP).

Alcohol, músculos y violencia

Una testigo afirmó que los asesinos eran arengados por un grupo de jóvenes al grito de: “Dale que lo vas a matar, vos podés”.

Agregó que ni la policía ni el personal de seguridad del lugar intentaron intervenir para frenar la violencia contra Báez Sosa.

Al final un grupo de chicas y chicos lograron interceder y evitar más castigos a la víctima, aún a costa de recibir golpes e insultos por la banda de desenfrenados.

Uno de los atacantes -según la testigo- le dijo a otro”vos te lo querés llevar de trofeo?”, y acto siguiente le asestó una fuerte patada en la cabeza a Báez Sosa, quien quedó exánime.

A última hora del día martes la fiscalía imputó en base a la prueba reunida a dos de los once acusados como coautores del “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas” La condena que podría dictarse para estos cargos es de cadena perpetua. Otros ocho implicados obtuvieron cargos de partícipes necesarios y el último espera los resultados de los peritajes.

El detenido número once

Uno de los detenidos alegó no haber estado en Villa Gesell al momento de producirse el hecho. En su defensa incluyó un vídeo de cámara de seguridad de un comercio en Zárate donde se lo mostraría a la misma hora en que fue asesinado Báez Sosa. Sin embargo el citado video es una captura de celular de un monitor y quién tiene acceso al sistema se encuentra de vacaciones en Brasil. La fiscalía aún no aceptó esa prueba.

Además, otro video de cámara de seguridad mostraría al automóvil de la familia regresando desde Villa Gesell. Este joven es justamente el señalado por los testigos de ser el responsable de la patada mortal. La fiscalía estudia ambas versiones.

Las repercusiones

ELas primeras reacciones llegaron desde el mismo club de rugby donde participaban los jóvenes, ahora acusados de homicidio. Los involucrados fueron apartados de la institución. El intendente de la localidad también se refirió al crimen señalando el alcohol y desenfreno de la noche geselina.

Por último, vecinos y turistas hicieron una marcha con velas en encendidas al lugar donde cayó muerto Báez Sosa. La sociedad se conmovió por la brutalidad y sadismo de los jóvenes ahora acusados de asesinos.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X