Salud del Presidente Macri genera preocupación en Argentina

En el día de ayer tuvo que ser internado por una afección cardíaca, minutos después de una reunión con periodistas. Conozca más...

Guía de: Argentina

Presidente Macri

Una de las últimas fotografías del presidente Mauricio Macri: Foto diario Perfil.

“El problema que se detectó hoy en el Presidente Mauricio Macri es un tipo de arritmia que afecta al ritmo del corazón. Su síntoma más común son las palpitaciones en el 90% de los casos. El tipo de arritmia se llama “fibrilación auricular”, y se desarrolla más a hombres que a mujeres a partir de los 55 años”, así lo especifica en su nota la periodista Valeria Román del diario Clarín.

Presidente Macri

Comunicado oficial de presidencia.

Durante la tarde del viernes comenzó a circular el rumor que el presidente estaba internado. Los intentos por confirmar o desmentir tal noticia chocaban con la tranquila desmentida oficial: el presidente está bien y en una reunión con periodistas respondían las fuentes oficiales, incluido su vocero. Ante la insistencia de los llamados, y el creciente rumor que se expandía en las redes sociales, los presentes en la reunión junto al presidente Macri accedieron a mostrarse en una fotografía que desmentía los rumores. La reunión “en off” con periodistas es una práctica habitual del mandatario.

Presidente Macri

La foto publicada ayer por Presidencia de la Nación, de la reunión informal con periodistas. Se intentaba desmentir los rumores de internación.

Según relata Edi Zunino, editor del diario Perfil, presente en esa reunión: “…Eduardo Feinmann y Gloria López Lecoube se sentaron en el sofá del despacho que da espaldas a la ventana; Walter Curia y yo lo hicimos en dos sillones individuales frente a ellos, mientras en el otro sofá, el vocero Iván Pavlovski reservaba a su izquierda el lugar para el Presidente”.

Señales desmentidas

Lo que sigue es el comienzo de la reunión, relatada por Edi Zunino:

-¿Qué tal el poder, Presidente? (preguntó Eduardo Feimann luego de saludarlo)

-Bien, mejor de lo que esperaba. Pese a lo que nos encontramos, me siento cómodo… -dijo.

-Se lo ve cansado… ¿O tiene demasiadas cosas en la cabeza? –consulté yo.

-No… Es que arranco muy temprano y la agenda viene cargada. Pero estoy bien.

No pidió ni café ni agua para tomar. Estaba, más que sentado, recostado en el sofá. Hablaba lento, pero nunca es la verborragia su característica más visible, concluye Edi Zunino que tituló hoy sábado: “lo ví cansado, un poco demacrado”. Es algo que varios veníamos observando junto a varios cronistas desde hace algún tiempo. Las últimas fotografías lo muestran con el cabello un poco más cano, líneas de expresión marcadas y algo demacrado, agrego yo.

Luego, cuando arreciaron las versiones, el vocero Iván Pavlovski pidió la foto para frenar la ola de versiones. Cuando se publicó en las redes sociales todo pareció calmarse. Sin embargo, minutos después de concluir la reunión informal con los periodistas, el presidente fue trasladado a una clínica por decisión de la Unidad (médica) Presidencial, debido a que su corazón no recobraba el ritmo normal. En la Clínica Olivos, se le aplicó un procedimiento para recuperar el ritmo normal del corazón. Los pacientes con esa dolencia, normalmente pueden regresar a su casa luego de recuperarse de los anestésicos y sedantes suministrados para el procedimiento.

Presidente Macri

El presidente Macri saliendo de su internación. Foto Telam.

La ocultación genera falta de credibilidad

Los gobiernos, especialmente sus equipos de comunicación, caen con reiteración en querer tapar el sol con un dedo. Quizás con el buen deseo de no generar inquietud en la población ocultan o niegan hechos evidentes.

Cuando el presidente Macri se realiza chequeos o concurre a un establecimiento por alguna dolencia, salen sus voceros sonrientes a restarle trascendencia al tema. por eso, cuando ocurren hechos innegables e inocultables quedan muy mal parados. En enero pasado, Macri ingresó a la Clínica Favaloro (especializada en cardiología) para, según el informe oficial, realizarse “controles aeróbicos rutinarios” para evaluar su estado de salud y realizar controles por “la habitual actividad deportiva que realiza en su tiempo libre”. Lo raro fue que concurrió de improviso.

Sin embargo, insistieron sus voceros con que “el jefe de Estado hace anualmente estos controles que consisten, entre otros, en actividad sobre una cinta durante los cuales se evalúan respuestas físicas y cardíacas”. Muy bien, pero al mes siguiente el presidente regresó a la clínica. El comunicado oficial decía en ese momento que “concurrió al centro médico de la Fundación Favaloro, y se realizó estudios funcionales respiratorios que no fueron hechos en su primer chequeo de enero”.

La respuesta generó algunas dudas pero es cierto que el presidente realiza actividad física regular y exigente desde hace años. Unos meses después ocurre lo relatado. ¿Mienten sobre la salud del presidente? La salud de los presidentes es un tema de Estado y no debiera ser ocultado a los ciudadanos. Ya nos ocurrió con el secreto mantenido en torno a la salud de la ex presidente que padecía, y padece, de enfermedades que podrían afectar su desempeño al frente del Poder Ejecutivo.

Siendo las 10:26 del sábado 4 de junio, se conoce oficialmente que el presidente descansará el fin de semana y retomará sus tareas el próximo lunes. También que deberá realizarse un nuevo control en las próximas horas.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X