Satélite de casi 9 toneladas caerá sobre la Tierra sin control: Chile y Argentina en alerta

Una enorme nave espacial está cayendo a la Tierra. Se espera el impacto en marzo de 2018. Alerta en Chile y Argentina.

Guía de: Argentina

Satélite Tiangong 1 (Palacio Celestial).

En algún momento del próximo mes de marzo, según un análisis del centro de desarrollo e investigación Aerospace Corporation, el satélite chino Tiangong 1 (Palacio Celestial) reingresará a la atmósfera fuera de control. Los estudios sobre su trayectoria indican que entre las diversas opciones, una estrecha franja de los territorios chileno y argentino entre los 38º y 43º Latitud Sur, está entre las de mayores probabilidades de recibir restos del aparato.

Captura de pantalla según datos suministrados por AEROSPACE CORP. Walter Raymond

Un castillo sobre nuestras cabezas

El primer satélite chino fue lanzado en septiembre de 2011, pesa 8,5 toneladas y mide 10,5 metros de largo. Dejó de funcionar en marzo de 2016 y actualmente está cayendo sin control a la Tierra. La Agencia Espacial Europea (ESA) había previsto que su reingreso ocurriera entre enero y marzo 2018, pero ajustes en su trayectoria están situando su caída final en marzo, en un amplio radio terrestre entre los 43º Latitud Norte y 43º Latitud Sur. Los expertos definen una franja estrecha a cada lado de los 43º de Latitud Sur y Latitud Norte como la de mayor riesgo de caída de trozos del satélite.

5od1qsrx32iis2ijq15

Imagen representativa de la evolución de la nave espacial. Entre los 43º, norte y sur, la zona en verde es la de menor riesgo. Las franjas amarillas en sus extremos presentan mayores probabilidades de recibir algún trozo durante la caída.

Peek 09-01-2018 13-07

Detalle de la región compartida por Chile y Argentina. El autor.

Perdiendo el control

En una declaración oficial del gobierno chino, en marzo de 2016, se informó al mundo que las comunicaciones con el Tiangong 1 habían cesado. A partir de entonces, distintas organizaciones gubernamentales y civiles rastrean la conducta de la nave espacial. Informan que ha estado orbitando de manera incontrolada desde, al menos, junio de 2016.  En septiembre de ese año, China anunció que se preveía el reingreso a la atmósfera sin agregar mayores detalles. Los científicos de AEROSPACE que estudian paso a paso las evoluciones del “Palacio Celestial”, señalan que si bien los objetos que ingresan a la atmósfera desde el espacio comprimen el aire debajo de ellos generando temperaturas de hasta 1600 grados Celsius. Ese calor y presión puede provocar que los objetos se rompan, derritan y vaporicen. Aún así, es posible que algunos restos puedan llegar a la superficie terrestre.

La estación espacial durante su construcción. Nótese su dimensión comparada con las personas a su alrededor.

Qué riesgos implica la caída del Palacio Celestial

Los expertos coinciden en que existe una pequeña posibilidad de impacto de desechos en la Tierra. Sitúan esa posibilidad en una estrecha franja de unos cientos de kilómetros de ancho (tal como hemos descripto). En el caso de Chile, esa franja integra parte de las Regiones X y IX, y en Argentina parte de las provincia de Neuquén, Chubut, Río Negro y norte de Santa Cruz. Si bien los estudios actuales indican que la probabilidad de ingreso del satélite a la atmósfera terrestre podría producirse a mediados de marzo 2018, en un lapso de dos semanas, se previene en que no será posible predecir el lugar exacto hasta unos días previos a su caída. Las múltiples variantes que inciden en su conducta que incluyen la densidad de la exósfera, velocidad de la nave, ubicación, orientación y propiedades físicas del objeto, hacen que si bien pueda estimarse un área posible de caída, resulta bastante difícil ofrecer precisión sobre un lugar exacto.

Para ejemplificar tal situación, Ted Muelhaupt, miembro del equipo de AEROSPACE señala que: “Si te equivocas por media hora, estás del otro lado del planeta”. Tal situación se vivió en 1979, durante la caída de la estación espacial norteamericana Skylab. El objeto reingresó a la atmósfera casi una media hora después de lo previsto y cayó a miles de kilómetros del punto inicial que habían estimado los científicos.

Peligro no tocar

Es muy posible que se pueda visualizar el ingreso de la nave a la atmósfera (estando en el lugar y hora adecuada). Los especialistas consideran como posible, debido al tamaño del objeto, la visualización de múltiples rayas brillantes en movimiento y en la misma dirección a través del cielo. Tal fenómeno podría prolongarse durante unas decenas de segundos y hasta un minuto o algo más.

Alertan sobre una sustancia altamente tóxica y corrosiva que estaría a bordo de la nave, denominada hidrazina. Tal elemento es un líquido incoloro y oleoso, con un olor similar al del amoníaco y que libera vapores cuando está expuesto al aire. Si se toca produce quemaduras, si se inhala provoca irritación y edema pulmonar.  Es un líquido incoloro y oleoso, con un olor similar al del amoníaco y que libera vapores cuando está expuesto al aire. Por seguridad, indican los expertos, que no se debe tocar los residuos que hipotéticamente caigan a Tierra ni inhalar los vapores que podrían emitir. Sugieren alertar de inmediato a las autoridades ante la presencia de tales hallazgos.

A continuación, imágenes de recientes caídas de objetos voluminosos a la superficie terrestre.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X