Se entregaron los prófugos argentinos del caso FIFA: titulares de la empresa Full Play

Hoy se entregaron en tribunales de Buenos Aires los prófugos Hugo y Mariano Jinkis. Ahora comienza un largo proceso de extradición.

Guía de: Argentina

 

Hugo y Mariano Jinkis al momento de la detención en Tribunales. DyN

Los argentinos Hugo y Mariano Jinkis, (padre e hijo) titulares de la empresa Full Play que intervenía en la televisación de partidos de fútbol profesional y acusados por la Justicia estadounidense en la causa que investiga presunta corrupción en la FIFA, se presentaron hoy en el despacho del juez Carlos Bonadio en los tribunales de Buenos Aires.

Ya no quedan prófugos argentinos

Con la detención de Hugo y Mariano Jinkis ya no quedan prófugos argentinos de la justicia norteamericana. Recordemos que Eugenio Burzaco, ex CEO de la empresa Torneos y Competencias y socio de los Jinkis en la empresa Datisa, ya se había entregado el pasado martes 8 de junio en Italia, donde quedó detenido bajo prisión domiciliaria.

Selección_001Selección_002

Algo para negociar, algo para preocupar

Se considera que tanto Burzaco, como los Jinkis, han intentado negociar a través de sus abogados las condiciones para su entrega a la justicia y posterior probable extradición a Estados Unidos. La ley norteamericana permite que si el acusado aporta información relevante sobre sus jefes, otros hechos ilícitos o imputados de mayor jerarquía en la organización criminal, pueda obtener ventajas en reducción de condena o condiciones de detención.

Esta sería la causa de preocupación de altos funcionarios del gobierno argentino, qué información podrían aportar los detenidos y cuánto de ella los involucraría personalmente. Es que en Argentina, el negocio del fútbol profesional está fuertemente ligado al gobierno a través del monopolio de las transmisiones deportivas. De hecho, el gobierno entregó pagos millonarios en dólares para asegurarse las transmisiones de la actual Copa América 2015. Además, está asociado comercialmente con TyC, entonces empresa de Burzaco, y se han girado importantes sumas de dinero en concepto de derechos televisivos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en el marco del programa “Fútbol para Todos” sin rendir cuentas públicas. Los funcionarios gubernamentales directamente involucrados serían el anterior y el actual jefe de gabinete, Jorge Capitanich y Aníbal Fernández. Ambos manejaron y manejan, respectivamente, de manera discrecional las asignaciones presupuestarias para el fútbol.

Un muy oportuno salvavidas

Apenas conocida la acusación contra los argentinos, la AFIP, Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina, presentó cargos contra los dirigentes Burzaco y Jinkis, por evasión impositiva. Se estima que esa denuncia posibilitaría al menos extender los plazos de resolución de la extradición, y eventualmente lograr que sean juzgados en territorio argentino por esos cargos, evitando por largo tiempo a la justicia norteamericana que sería más severa y sin interés político o económico por medio.

Mejor nos quedamos en casa

Los abogados de Burzaco, en Italia, como los de Hugo y Mariano Jinkis, en Argentina, solicitaron eximir de prisión, o en su defecto una detención domiciliaria para sus defendidos, para que no sean detenidos en cárcel común. Es posible que consideren que el riesgo que “alguien” quiera conocer qué es lo que saben, cuánta información estarían dispuestos a negociar con el FBI, y en qué medida eso pueda comprometer a otras personas, es demasiado alto en una Argentina en que los fiscales se “suicidan” misteriosamente luego de denunciar al poder.

 

 

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X