Una perra fue atendida por una curandera para quitarle el “empacho”

La curiosa situación fue publicada en video.

Guía de: Argentina

cara

Captura de pantalla.

La “cura del empacho con cinta” es una de las tradicionales maneras que utilizan las “curanderas” para aliviar malestares digestivos de sus consultantes. No se tenía información que también resultara efectiva en animales, al menos hasta la semana pasada.

Cura del empacho animal

Una mujer publicó en la red social Tik-Tok un breve video donde se le realiza el procedimiento esotérico a una perra, que con mirada tan sorprendida como el público, asiste impávida a la práctica.

Se conoce que en zonas rurales o empobrecidas de las grandes ciudades aún las “curanderas” desarrollan sus “artes curatorias”. La mayoría de ellas son personas de mediana edad o ancianas que a través de amuletos, pases mágicos, pociones o imposición de manos representan algo así como la “primera visita al médico” para muchas personas creyentes y sin acceso sencillo a la medicina tradicional.

Uno de los habituales temas de consulta para las “curanderas” o “manosanta”, son los desórdenes digestivos. Los síntomas son diagnosticados como “empacho”.  De inmediato se procede a aliviarlos mediante la “cura del empacho” que puede tener dos variantes: “tirar del cuerito” o a través de una cinta roja.

Algunos médicos que atienden en zonas populosas y alejadas de la medicina tradicional suelen estimular a sus pacientes a que realicen una visita a la “curandera” para que les “tire el cuerito“, o ellos mismos realizan el procedimiento. Ocurre que se ha demostrado científicamente que tal práctica estimula determinados receptores nerviosos de intestino. Otros médicos, en su gran mayoría, desdeñan tales prácticas que califican de supersticiosas y que a lo sumo podrían aportar un efecto placebo.

La cura mediante una cinta

El doctor Roberto Campos-Navarro, coordinador de investigación del Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expresó en 2009 que: “la cura del empacho con cinta, una práctica que propia de las artes de la curandería, es un método ancestral que consiste en utilizar una cinta y unas palabras sagradas para aliviar los síntomas de malestar en el hígado, el estómago, y el aparato digestivo en general”.

Agrega, luego, que “la creencia popular dice que la cinta -que puede ser también un cordón o una corbata- debe doblarse en tres veces la distancia que va del codo a la punta de los dedos y luego volver a extenderse. Luego, una punta se pone en el estómago de la persona y la otra la toma la persona que cura el empacho”.

Consulte a su médico

El profesor Federico Pérgola, presidente del Ateneo de Humanidades Médicas del Instituto y Cátedra de Historia de la Medicina, miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, señala: “la magia es muy difícil de separar de la medicina científica y no se va a eliminar tan fácilmente. Lo del empacho es más una cuestión de medicina doméstica. Los médicos fueron aclarando que es una inflamación del intestino delgado y que si se estimulan los nervios posteriores de la columna (tirar del cuerito) se da una mejora abdominal. Lo cierto es que la medicina lo describió como una enterocolitis, que puede ser de origen viral, alérgico o microbiano. Por eso, lo mejor es decir: «Consulte a su médico»“.

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios