¿Michael Jordan un hipócrita?

Así lo han afirmado algunos jugadores activos de la NBA tras conocer la postura del máximo exponente del baloncesto norteamericano en relación al paro patronal.

Guía de: Básquetbol

La NBA debería haber comenzado el 01 de Noviembre con unos muy buenos partidos donde la fanaticada podría comenzar nuevamente ver a sus estrellas favoritas por unos largos 82 partidos y ver si clasificaron a los Playoffs. Nada de eso ha ocurrido ya que el lockout sigue en marcha por lo que no se puede realizar ninguna actividad oficial entre equipos y jugadores hasta que se llegue a un nuevo acuerdo colectivo.

¿Michael Jordan un hipócrita?

Foto: noticias-nba.com

Derek Fisher defiende a los jugadores

Durante estas negociaciones que comenzaron hace varios meses atrás se ha especulado de todo. Algunos jugadores han decidido probar suerte en ligas de otros continentes mientras otros se mantienen en forma disputando partidos de beneficencia.

En lo que las negociaciones se refiere, Derek Fisher, presidente del sindicato de jugadores, ha mantenido su postura sobre la lucha por conseguir el porcentaje exigido desde un comienzo en el reparto de las utilidades de la liga. Los jugadores que antes ganaban de esta torta un 57% han bajado hasta un 52,5% pero la liga quieren que bajen o igualen el 50%. Durante las reuniones se ha pedido la ayuda de un mediador federal para acercar las partes pero nada ha conseguido. Mientras pasan los días, más partidos se cancelan. Ya es oficial que no se jugará ningún partido de la NBA durante todo el mes de Noviembre y mientras más se alargue, más partidos serán cancelados. Si esto llega a comienzos de Enero del 2012, la liga completa será cancelada. Simplemente no se puede llegar a algún acuerdo.

Uno de los puntos más polémicos durante estos últimos días ha sido la postura radical de Michael Jordan. “Su Majestad” durante el lockout en el año 1998 fue un luchador apasionado defendiendo a los jugadores para conseguir un buen acuerdo colectivo del cual tuvo buenos frutos, pero ahora Jordan está en la otra vereda, ya que es dueño de los Charlotte Bobcats y debe defender a los dirigentes que comentan la crisis económica profunda que vive la NBA.

Michael Jordan tienen un pensamiento bien claro: cree que ofrecerle un 50% del reparto de las utilidades de la NBA es descabellado y espera que no se le ofrezca más del 47%. Recordamos que los jugadores bajaron del 57 al 52,5% por lo que la posibilidad de llegar a un acuerdo, con esta sentencia, se aleja más.

Tal ha sido la decepción de algunos jugadores de la NBA ante la postura de Michael Jordan que lo han tratado de hipócrita e incluso han anunciado por sus cuentas de Twitter que dejarán de ocupar sus zapatillas. Durante la reunión en la cual participó Jordan, muchos jugadores esperaban refutarle en la cara el doble estandar de sus palabras, pero se ha rumoreado que Michael Jordan en todo momento se quedó en silencio.

¿Michael Jordan un hipócrita?

Fuente: sports.yahoo.com

Michael Jordan en el ojo del huracán

Otro problema que nace por el lockout es la decertificación que quieren algunos jugadores. Esto quiere decir que existen algunas estrellas de la NBA, liderados por Paul Pierce, Dwyane Wade, Dwight Howard y Ray Allen, que desean presentar un reclamo formal para dar a conocer que no están de acuerdo con la postura señalada por el sindicato de jugadores (una especie de golpe de estado).

Para realizar esto necesitan al menos el apoyo de 130 jugadores de la liga. Si esto ocurriera, el documento de firmas apoyando la decertificación del sindicato deberá llevarse al National Labor Relations Board la cual tendrá 45 días para aprobar una votación que ratificaría esta petición. Al existir tanto tiempo de espera es muy posible que se proceda a cancelar toda la temporada 2011-12 de la NBA. Esta medida, encabezada por Paul Pierce se ve como una forma de presionar al sindicado de jugadores a llegar a un acuerdo lo más rápido posible con los dueños de los equipos.

Solo queda esperar si es que los jugadores aceptan un ultimátum entregado por la liga antes del miércoles. Si no aceptan, las posibilidades de cancelación de partidos para el mes de Diciembre cada vez serían mayores.

La NBA debería haber comenzado el 01 de Noviembre con unos muy buenos partidos donde la fanaticada podría comenzar nuevamente ver a sus estrellas favoritas por unos largos 82 partidos y ver si clasificaron a los Playoffs. Nada de eso ha ocurrido ya que el lockout sigue en marcha por lo que no se puede realizar ninguna actividad oficial entre equipos y jugadores hasta que se llegue a un nuevo acuerdo colectivo.

Durante estas negociaciones que comenzaron hace varios meses atrás se ha especulado de todo. Algunos jugadores han decidido probar suerte en ligas de otros continentes mientras otros se mantienen en forma disputando partidos de beneficencia.

En lo que las negociaciones se refiere, Dereck Fisher, presidente del sindicato de jugadores, ha mantenido su postura sobre la lucha por conseguir el porcentaje exigido desde un comienzo en el reparto de las utilidades de la liga. Los jugadores que antes ganaban de esta torta un 57% han bajado hasta un 52,5% pero la liga quieren que bajen o igualen el 50%. Durante las reuniones se ha pedido la ayuda de un mediador federal para acercar las partes pero nada ha conseguido. Mientras pasan los días, más partidos se cancelan. Ya es oficial que no se jugará ningún partido de la NBA durante todo el mes de Noviembre y mientras más se alargue, más partidos serán cancelados. Si esto llega a comienzos de Enero del 2012, la liga completa será cancelada.

Uno de los puntos más polémicos durante estos últimos días ha sido la postura radical de Michael Jordan. “Su Majestad” durante el lockout en el año 1998 fue un luchador apasionado defendiendo a los jugadores para conseguir un buen acuerdo colectivo del cual tuvo buenos frutos pero ahora Jordan está en la otra vereda ya que es dueño de los Charlotte Bobcats y debe defender a los dirigentes que comentan la crisis económica profunda que vive la NBA. Michael Jordan tienen un pensamiento bien claro: cree que ofrecerle un 50% del reparto de las utilidades de la NBA es descabellado y espera que no se le ofrezca más del 47%. Recordamos que los jugadores bajaron del 57 al 52,5% por lo que la posibilidad de llegar a un acuerdo, con esta sentencia, se aleja más. Tal ha sido la decepción de algunos jugadores de la NBA ante la postura de Michael Jordan que lo han tratado de hipócrita e incluso han anunciado por sus cuentas de Twitter que dejarán de ocupar sus zapatillas. Durante la reunión en la cual participó Jordan, muchos jugadores esperaban refutarle en la cara el doble estandar de sus palabras, pero se ha rumoreado que Michael Jordan en todo momento se quedó en silencio.

Otro problema que nace por el lockout es la decertificación que quieren algunos jugadores. Esto quiere decir que existen algunas estrellas de la NBA, liderados por Paul Pierce, Dwyane Wade, Dwight Howard y Ray Allen, que desean presentar un reclamo formal para dar a conocer que no están de acuerdo con la postura señalada por el sindicato de jugadores (una especie de golpe de estado). Para realizar esto necesitan al menos el apoyo de 130 jugadores de la liga. Si esto ocurriera, el documento de firmas apoyando la decertificación del sindicato deberá llevarse al National Labor Relations Board la cual tendrá 45 días para aprobar una votación que ratificaría esta petición. Al existir tanto tiempo de espera es muy posible que se proceda a cancelar toda la temporada 2011-12 de la NBA. Esta medida, encabezada por Paul Pierce se ve como una forma de presionar al sindicado de jugadores a llegar a un acuerdo lo más rápido posible con los dueños de los equipos.

Solo queda esperar si es que los jugadores aceptan un ultimatum entregado por la liga antes del miércoles. Si no aceptan, las posibilidades de cancelación de partidos para el mes de Diciembre cada vez serían mayores.

Más sobre Básquetbol

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X